Negociación de divisas aumentó con más fuerza de la usual en marzo

Transacción aumentó mucho más en marzo y el Central compró el 59% de las divisas transadas

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

El ingreso de dólares a la economía local volvió a apretar el acelerador durante marzo, agitando las aguas, ya de por sí revueltas, del debate sobre la transformación del sistema cambiario.

Ese impulso no solo fue inusual en cuanto al monto sino porque obligó al Banco Central a comprar más divisas.

Durante las 16 sesiones del mercado mayorista Monex entre el 1 y el 22 de marzo, se negociaron $420,6 millones.

Este monto es un 44% superior al total transado durante febrero de este año y supera en $68,5 el promedio de las negociaciones mensuales desde enero del 2010.

El comportamiento es calificado por las autoridades gubernamentales como estacional, una naturaleza distinta del efecto provocado por el influjo de capital registrado a finales del 2012 y enero de 2013.

“Sí le creo al Banco Central, la explicación es que han ingresado más dólares traídos por empresas para pagar impuestos”, comentó Fernando Víquez, gerente general de Bansol.

Aunque en los últimos tres años, la negociación en Monex ha tendido a acelerarse en marzo, la escalada fue más fuerte este año. El monto transado pasó de $291 millones en febrero a $420,56 millones en marzo.

En el 2010, el tercer mes del año trajo un crecimiento del 25% en la actividad del mercado cambiario, variación que se repitió en 2012. En 2011, el pico de actividad fue más acentuado con una variación del 39%.

El BCCR y el mercado

La mayor actividad en el mercado cambiario es previsible al finalizar el primer trimestre del año, pero en esta ocasión ha significado una reactivación de las intervenciones del Banco Central.

Entre el 1 de marzo y el 22, la Autoridad Monetaria debió comprar $249,68 millones para defender el piso de la banda cambiaria. Esto es un 59% del total de dólares negociados.

En cambio, el Sector Público no Bancario (SPNB) tuvo una participación del 27% pues adquirió $114,67 millones.

Desde el 2010, ese porcentaje de intervención del Central solo fue mayor en diciembre del 2012.

En ese mes, cuando arreciaba el influjo de capital extranjero, el Banco debió comprar el 66% de los $723 millones negociados en Monex.

De igual forma, en términos reales, este marzo de 2013 solo se queda atrás de diciembre del año anterior en cuanto al monto adquirido por el BCCR para defender el piso de la banda.

La apreciación del colón, que mantiene el tipo de cambio pegado al piso de ¢500 con leves y breves desviaciones desde junio de 2012, impulsa la intervención del ente emisor en el mercado.

La tendencia al aumento en el valor del colón se vio acicateada por el borbotón de dólares que ingresó a la economía en 2012 y enero de 2013.

Este efecto se diferencia de la apreciación provocada por un cambio estructural de la economía, dado por el aumento de exportaciones de bienes de alta tecnología y de servicios.

“ En un horizonte de largo plazo, no deberían existir mayores presiones hacia una apreciación muy significativa”, estimó Jorge Madrigal, exdirector de la División Económica del BCCR.

Capital ¿golondrina?

El ingreso de capital extranjero que estimuló la apreciación del dólar se agudizó en el cuarto trimestre del 2012.

Entre noviembre y diciembre pasados, el influjo de capital experimentó un cambio en su composición con respecto a la tendencia de los otros tres trimestres, según un informe elaborado por la División Económica del BCCR.

Entre enero y setiembre del año pasado, el sector privado no financiero trajo $1.464 millones a la economía y la mayoría de esos recursos (82%) correspondieron a proyectos de Inversión Extrajera Directa (IED).

En el cuarto trimestre fueron $910 millones los introducidos al país por empresas, inversionistas extranjeros y locales, etc.

Sin embargo la mayor parte provino de la redención títulos y depósitos mantenidos en el exterior por personas físicas o jurídicas residentes en el país.

Otros $260 millones salieron de las arcas de inversionistas extranjeros e ingresaron a Costa Rica a través de Global Depository Notes.

Todo ese dinero se estacionó en valores emitidos por el Ministerio de Hacienda o el BCCR ($350 millones) y depósitos en el sistema financiero ($513 millones).

Aunque la actividad durante marzo en Monex no tuviera los mismos orígenes que en meses anteriores, el mercado sigue agitado. La intervención del Central es constante y aviva el debate sobre la evolución del sistema cambiario hacia una flotación administrada.

Sostenbilidad y financiamiento