A junio pasado, acumulaba 4,14%.

Por: Andrea Rodríguez V. 30 julio, 2014
 Las expectativas actuales de aumentos de precios en la economía, recopiladas por el mismo Banco Central, apuntan a niveles que sobrepasan el rango fijado en la revisión del Programa Macroeconómico de enero del 2014.
Las expectativas actuales de aumentos de precios en la economía, recopiladas por el mismo Banco Central, apuntan a niveles que sobrepasan el rango fijado en la revisión del Programa Macroeconómico de enero del 2014.

A la fecha, la meta de inflación estimada por el Banco Central para el presente año, de entre el 3% y el 5%, genera incertidumbre entre especialistas. Mientra algunos ven ese porcentaje como un imposible, otros consideran que el segundo semestre permitirá estabilizar el indicador.

A junio pasado, el índice de precios al consumidor (utilizado para estimar la inflación) mostró una cifra acumulada para el primer semestre de 4,14%, bajo esta premisa, las opiniones de que sería difícil cumplir la meta inflacionaria se aceleraron.

Según el informe Pronóstico del desempeño de la economía costarricense para el año 2014, hecho por el Instituto de Investigaciones Económicas (IICE) de la Universidad de Costa Rica, la inflación para final de año se prevé entre el 5,5% y 6,5%.

A criterio de Rudolf Lücke, economista a cargo del informe, no hay indicios de que para este segundo semestre se pueda disminuir el aumento de los precios para alcanzar el objetivo del Banco Central, siendo así la primera vez desde el 2009, que no se logre la meta inflacionaria.

Los resultados del informe fueron respaldados por el economista Leiner Vargas, quien a su criterio y bajo el pronóstico más conservador, la inflación estaría rondando el 6%, "en el mejor de los casos".

"No descarto que se pueda llegar hasta a un 8%, casi un 50% más de lo previsto. Esto es preocupante, los datos de inflación son un tema de altísima importancia, ya que es el impuesto más regresivo que hay y el que más afecta el poder adquisitivo de los sectores de más bajos recursos", agregó Vargas.

Este escenario lo comparten la firma financiera y consultora de Aldesa y Ecoanálisis, que ubican el índice en un 6% para el 2014; un rango superior a la meta.

Estimaciones positivas

Para Orlando Soto, gerente general del Grupo Financiero Acobo, en el segundo semestre se espera que algunos bienes sufran disminuciones en sus precios, aliviando las presiones que ha sufrido la inflación.

A su criterio, la inflación para este 2014 cerrará en 4,80%, manteniéndose aun dentro del rango meta.

"No hay motivos para pensar en presiones de precios que atenten contra el resultado del indicador, en función de la meta. Aunque en julio puede ser que se acerque al límite superior del 5%, esto no será indicio de un incumplimiento de la meta al cierre del año", destacó.

Explicó, un incremento en el tipo de cambio pudo haber ejercido presión al alza para el indicador, situación aparentemente controlada para la segunda mitad del año.

El economista de banco Bansol, Pedro Aguilar, llamó a la cautela y aseguró que se debe de esperar a que la autoridad monetaria revise el Plan para empezar a ver alguna tendencia. Sin embargo, fue enfático en que el Central cuenta con mecanismos exclusivos de política monetaria para hacer que el rango de inflación se cumpla, señalando como prematuro apuntar hacia el incuplimiento de la meta.

"El rango meta debería cumplirse por un asunto de credibilidad. Costa Rica viene acostumbrada desde hace varios años a manejar metas de inflación de un dígito y a cumplirlas", comentó Aguilar.

Sobre este punto, Acobo agregó que algunas de esas herramientas para que la inflación se mantenga dentro de la meta, son el encaje mínimo legal, los topes de carteras de los bancos, las Operaciones de Mercado Abierto (OMA) para captar liquidez, y movimientos sobre sus tasas de interés de referencia.

"Este año, por ejemplo, el Banco Central aumentó la Tasa de Política Monetaria (TPM) en, aproximadamente, 1,50%, con lo que pretende mantener bajo control el incremento de la liquidez del sistema, y así regular la subida de la inflación, para cumplir la meta", señaló Soto.

Central despreocupado

Olivier Castro, presidente del Banco Central, restó importancia al hecho de que el crecimiento en el nivel general de precios sobrepase la meta que estableció la entidad a inicios de año.

En una ponencia celebrada el 16 de julio pasado, Castro defendió que no es de preocuparse que el nivel de la inflación difiera de la meta que ha establecido el la autoridad monetaria.

"Sobrepasar la meta de inflación no es tan importante si en el mediano plazo el crecimiento de los precios coincide con el que muestran los principales socios comerciales del país", defendió el jerarca.

Agregó, además, que no es un compromiso de la entidad monetaria el cumplir la meta inflacionaria.

"Cuando el Banco Central establece alguna meta de inflación normalmente hay un seguimiento muy puntal de lo que está pasando. Pero, hay que tener claro que puede diferir unos meses", dijo.

La meta de inflación del Banco Central fue fijada el pasado 31 de enero en la revisión del Programa Macroeconómico. El Central puede modificar su meta el día de mañana, 31 de julio, que es el último día que tiene para dar a conocer las metas económicas para lo que resta del año y para el 2015.