Por:  22 enero, 2016

Washington.- El Fondo Monetario Internacional (FMI) prevé que Argentina, Venezuela y Ecuador se sumen a Brasil y cierren 2016 en recesión, arrastrando así a la región a su segundo año consecutivo de crecimiento negativo, estimado en un -0,3%, informó este viernes el organismo.

En su actualización de las previsiones dentro de su Informe de "Perspectivas Económicas Regionales" el Fondo pronosticó una contracción de Argentina en 2016 del 1%, comparada con la del 0,7% de hace tres meses; del 8% para Venezuela, frente al 6% de octubre pasado; y Ecuador, que entrará también en terreno negativo, aunque de manera más leve, tras las previsiones de apenas un 0,1% anticipadas.

A nivel global las dudas sobre la desaceleración de China y la profunda recesión de Brasil marcan a la baja las previsiones globales del FMI, que se sitúan en el 3,4% para 2016 y en el 3,6 % para 2017.

En ambos casos, se trata de dos décimas menos de lo previsto en los anteriores cálculos del Fondo Monetario Internacional (FMI) dados a conocer en su asamblea anual de octubre de 2015 en Lima.

"Las revisiones pueden atribuirse principalmente a Brasil, cuya recesión (causada por la incertidumbre política en medio de las secuelas ininterrumpidas de la investigación de Petrobras) está demostrando ser más profunda y prolongada de lo esperado; a Oriente Medio, cuyas perspectivas están condicionadas por la caída de los precios del petróleo, (...) y a la desaceleración de China", apunta el organismo en su informe de "Perspectivas Económicas Globales".

Etiquetado como: