Saldo revela problemas de ejecución entre diversas instituciones

Por: Sergio Morales Chavarría y César Augusto Brenes Quirós 28 septiembre, 2014

Un total de 1.634 entidades públicas de Costa Rica acumularon a agosto del 2014 la suma de ¢731.753 millones sin gastar.

El dinero tiene un comportamiento creciente y se encuentra en la denominada caja única del Estado, que es administrada por el Ministerio de Hacienda.

infografia

El monto pertenece a las instituciones y proviene de los recursos que ellas mismas generan, de los aportes hechos desde el presupuesto y por saldos de años anteriores.

El saldo de la caja única a agosto del 2014 es equivalente al 2,8% del PIB estimado para el 2014 y casi lo mismo a lo que el Gobierno tendrá que pagar por intereses de la deuda este año.

Instituciones o programas específicos como el Registro Nacional, el Fondo Nacional de Becas, el Consejo de Seguridad Vial o el Instituto Nacional de las Mujeres (Inamu) están entre lo que más agrandaron su saldo en el 2013.

Incluso, las 20 cuentas cuyo monto aumentó más el año pasado llegaron a representar el 72% de la suma que se quedó sin ejecutar, mientras que en el 2012 sumaba el 39%..

La caja única es un mecanismo de administración de fondos de las organizaciones públicas y funciona como un banco, pues las entidades pueden abrir varias cuentas en diferentes monedas. Es administrado por la Tesorería Nacional.
Entre diciembre del 2013 y agosto del 2014, el saldo total acumulado aumentó un 22%, mientras que un año atrás, el incremento fue de 6% (2012-2013), sin descontar la inflación.

No obstante, la cantidad de organizaciones y cuentas dentro de la caja única también han aumentado por lo que el monto promedio de cada una se ha mantenido relativamente estable.

infografiaSegún Mauricio Arroyo, subtesorero nacional, el incremento se debe a tres razones principales: cada año existen más entidades que se han ido incorporando a la administración debido a que están obligadas por ley.

La segunda razón es que parte de las organizaciones dejan utilizar el dinero que pidieron o que les ingresó, lo que se conoce como subejecución.

El tercer motivo se relaciona con los ingresos propios que traen las instituciones a sus cuentas por diferentes motivos.

La Contraloría General de la República (CGR) ya llamó la atención acerca de los saldos crecientes y, en especial, de los superávits que tienen algunas entidades en caja única, y sobre cómo podrían generar un ahorro en el presupuesto de la República, junto con las partidas que son subejecutadas.

Federico Castro, gerente de la administración financiera de la CGR, reconoció que el aumento en los saldos ha sido significativo y que será difícil cancelarlos en el corto plazo.

“Constituyen obligaciones de Tesorería que, en caso de tener que pagarse, demandarían a futuro recursos líquidos o endeudamiento del Gobierno”, dijo Castro.

La posibilidad, agregó, es hacer pagos paulatinos, los cuales dependen de la capacidad financiera del Gobierno y de la ejecución de las entidades.

La idea de reducir los montos también ronda entre las autoridades de Hacienda. La limitación consiste en que esas cuentas solo pueden disminuir si las entidades utilizan los recursos o, bien, que por una orden legal, se haga un reintegro al Estado, explicó Arroyo.

El ministro de Hacienda, Helio Fallas, dijo que pretende que se hagan las reducciones por medio de descuentos a los presupuestos de años próximos.

Es decir, que en el futuro, las organizaciones puedan usar el dinero que poseen en la cuenta y descontar esa cifra del presupuesto de ese año. Para él, esa sería una manera de sanear las finanzas públicas y evitar la presión sobre el déficit fiscal.

La caja única constituye un pasivo para Hacienda y cada colón que se deposita a favor de una de las cuentas pasa a formar parte de las erogaciones del Gobierno, cuando se trata de entidades que reciben aporte presupuestario.

Para la economista y presidenta de la Academia de Centroamérica, Edna Camacho, esos saldos reflejan subejecuciones cuando se trata de entidades que reciben transferencias.

Los montos son una obligación contingente que el Gobierno debe tener disponible para estas organizaciones.

“El problema es que son montos subejecutados y el Gobierno se ha llenado de obligaciones y nadie está viendo que las entidades no están haciendo uso de esos recursos”, afirmó Camacho.

Las que más crecen

En el 2013, un total de 245 cuentas tuvieron un excedente de dinero al tomar en cuenta el saldo inicial, los ingresos que recibieron durante el año y los gastos realizados.

Esa diferencia fue de ¢58.000 millones, solo en las cuentas de colones.

Para las cuentas en dólares, se dejaron de emplear ¢8.568 millones, mientras que se gastaron ¢61.357 millones.

Las 20 acumulaciones más grandes en ese rubro fueron por ¢46.000 millones.

La entidad que más acumula recursos es el Registro Nacional, que luego de sus gastos en el 2013, sumó ¢7.132 millones.

Su saldo total hoy es de ¢26.600 millones, y entre el 2011 y el 2012 también tuvo un incremento.

Otros de los que contribuyeron a engrosar la caja única fueron el Fondo Nacional de Becas (Fonabe), los recursos del Consejo de Seguridad Vial y la Ley General de Control de Tabaco.

De ese mismo grupo, otras entidades pasaron de estar sin excedentes en el 2012, a ser las principales acumuladoras en el 2013.

La ventaja para Hacienda es que las cuentas constituyen un pasivo sin costo, es decir, no tiene que pagar intereses por ese dinero, al tiempo que para las entidades más bien puede representar una pérdida de valor.

Según Arroyo, cuando las organizaciones no estaban dentro de la caja única, el Estado debía girarles ese dinero a los bancos.

EF consultó a varias de las entidades enlistadas sobre este tema, pero no respondieron al cierre de la presente edición.

Empero, varias de las instituciones que más acumulan dinero coinciden con las que encontró el estudio de la CGR con los saldos a junio del 2014.

En ese conteo, el Banco Hipotecario de la Vivienda, el Consejo Nacional de Vialidad, las municipalidades, el Registro Nacional, la Dirección General de Migración y Extranjería, y el Fonabe aparecieron entre las que tienen el saldo más alto.

También estaban el Inamu, el Patronato Nacional de la Infan cia (PANI) y el Instituto de Alcoholismo y Farmacodependencia (IAFA).

El departamento financiero del IAFA informó, mediante su oficina de prensa, que el crecimiento del saldo obedece a que en el 2011 se solicitó un rebaja de ¢574 millones en el presupuesto, dinero que ha tenido que trasladarse al superávit, sin que hasta el momento se haya podido presupuestar.

Sin embargo, ese dinero requiere de una autorización especial para ser utilizado, pues si se incluye estaría excediendo un límite presupuestario que tiene la entidad.

A pesar de los aumentos de estas entidades, el 2013 fue un año en donde se utilizaron más recursos.

La que más empleó los fondos disponibles fue la cuenta de la Caja Costarricense de Seguro Social con el Fondo de Desarrollo y Asignaciones Familiares.

Este rubro tuvo un total disponible en el 2013 de ¢223.347 millones, de los cuales gastó ¢196.213 millones. Aunque siempre quedó un excedente al final de año, fue más bajo con respecto del final del 2012.

Según Arroyo, la totalidad de esos montos en la caja única no caducan a menos que se lleven a cabo las liquidaciones contra el presupuesto.

El funcionamiento le ha permitido a Hacienda evitar sacar ese dinero de las arcas públicas y dirigirlo a bancos o tesorerías que de nuevo terminarían por invertir en bonos de deuda que deben pagar intereses.

El ahorro estimado por la Tesorería Nacional en el 2013 fue de ¢44.220 millones si se aplica una tasa de interés promedio.

Cuentas en moneda extranjera

Los que más dejaron de gastar en el 2013 en dólares fueron:

Cuenta en caja única

Monto 2012

Monto 2013

Proyectos y actividades del M. de Salud

0

2.163

Servicio Fitosanitario del Estado

-1.140

1.505

Conavi - BCIE

-745

1.203

Conavi - Cartas de crédito

-510

1.149

Cosevi - Cartas de crédito

577

1.011

Junta Admin. Registro Nacional

403

387

Fonafifo Fideicomiso 544-011 (donación)

0

336

Servicio Fitosanitario (fondo de emergencias)

105

223

Consejo Nal. de Concesiones.

151

110

Fonafifo Fideicomiso 544-013

0

87