Encuesta trimestral a empresas reveló que tienen el positivismo más bajo de un último trimestre del año desde que se realiza el estudio, pero mantendrán sus planillas

Por: María Fernanda Cisneros 11 octubre, 2016

Los empresarios invertirán y generarán menos empleos en el cuarto trimestre (octubre a diciembre) de 2016, respecto a hace un año, si se cumplen las expectativas mostradas por el Instituto de Investigaciones en Ciencias Económicas (IICE).

El IICE dio a conocer esta mañana la Encuesta Trimestral sobre Opinión de Empresarios: Expectativas para el IV trimestre de 2016, que mostró que, a pesar de que la economía está más dinámica, los empresarios no están necesariamente más optimistas.

De hecho, el cuarto trimestre del año tendrá el optimismo más bajo respecto a los seis años anteriores.

La encuesta es realizada trimestralmente desde marzo 2010, y en esta ocasión contó con una muestra efectiva de 476 empresas, consultadas vía telefónica del 8 al 25 de agosto.

Al mismo tiempo, el IICE mostró su pronóstico del desempeño de la economía costarricense, para el cierre de año.

Como parte de sus estimaciones, se espera una inflación mayor a la actual, pero siempre fuera del rango meta del Banco Central de Costa Rica (BCCR), así como una Tasa Básica Pasiva (TBP) que se ubicaría entre 4,3% y 5,1% en los últimos tres meses del año.

¿Cuáles son las expectativas de los empresarios?

El Índice de Expectativas Empresariales se ubicó en 54,2 puntos (hace un año fue de 57,1), convirtiéndose en el cuarto trimestre menos optimista de los últimos siete años (momento desde que el que se lleva un registro).

Al detallar el resultado por tipo de industria, únicamente el sector comercio presenta mejores expectativas respecto al cuarto trimestre de 2015, pasando de 53 a 57,9 puntos en el último año. Sin embargo, este sector no recupera los niveles vistos entre 2011 y 2014.

El cuestionario de la encuesta muestra tres posibles respuestas ("incremento, positiva, o favorables", "estabilidad" y "disminución, negativa o desfavorable"), a las que se les asigna un puntaje de 100, 50 o 0, respectivamente.

La división de estos puntajes entre el máximo de puntos posible, da como resultado el índice, en donde el puntaje varía entre 0 y 100, siendo 100 el máximo nivel de optimismo.

Por otro lado, el estudio también muestra las expectativas de contratación.

La estabilidad predomina, puesto que el 68% de los empleadores no proyecta cambios en sus planillas.

En esta ocasión, el 21% de los empresarios espera aumentar el número de empleados. La cifra es más optimista en el nicho de la construcción con 22%, en contraste con un 16% del sector agropecuario.

La tendencia neta de empleo, que muestra el balance entre las respuestas positivas y las negativas, ubica la expectativa de contratación en 13, por debajo del 15,7 de hace un año.

Antes del 2015, construcción y comercio lideraban la generación de puestos de trabajo en cada cuarto trimestre, pero esto cambió desde el año pasado y el nicho de otros servicios tomó ese lugar. Este sector incorpora suministros de electricidad, gas vapor, actividades inmobiliarias y financieras, seguros, transporte y servicios de comida.

Además, el 52% de los empresarios considera que sus ventas aumentarán entre octubre y diciembre de 2016.

Esta expectativa es menor alentadora que hace un año en el nicho de manufactura, construcción y sector agropecuario, mientras que se mantiene en otros servicios y aumenta en comercio. "Es preocupante el comportamiento de comercio, ya que muestra una tendencia negativa en las expecttaivas de generación de ventas o producción", explicó Max A. Soto, investigador del IICE.

Respecto a la posición competitiva, el 54% de las empresas considera que se mantendrá sin cambios. Los empresarios de manufactura, construcción, sector agropeacuario y otros servicios estiman que su posición desmejore respecto a un año.

Pronóstico económico

El IICE también muestra sus estimaciones económicas. Por el lado de la inflación, proyecta que se ubicaría entre 0,8% y 1,3% en los últimos tres meses del año. Esta cifra es más alta que la actual, pero siempre por debajo del rango meta del Central (entre 2% y 4%).

El incremento de los precios de los combustibles y un mayor actividad económica, generarían mayores presiones de demanda sobre los precios, explicó Rudolf Lucke, economista e investigador del IICE.

También, proyectan que la TBP se ubicaría entre 4,3% y 5,1%, tomando en cuenta el ajuste metodológico aplicado por el BCCR en febrero.

Al mismo tiempo, la UCR realizó un análisis de la economía nacional, destacando el creciente dinamismo del sector agropecuario, principalmente por el repunte de cultivos como el banano, café y piña. Estos productos se vieron afectados en 2015 por factores climatológicos, pero se están recuperando.

La manufactura es otro de los que está presentando mejores resultados, motivado por una mayor demanda externa que incentivó las exportaciones de regímenes especiales (más que todo instrumentos médicos y dentales, así como jugos de frutas preparadas), indica el informe del IICE.

La construcción continúa viviendo la otra cara, con resultados decrecientes. En 2015, proyectos como el Reventazón y el City Mall dejaron el año con cifras altas de metros cuadrados construidos, que en este año incrementan la caída.

Entre tanto, según Lucke, un buen indicio de que la economía se está recuperando es el repunte en las importaciones, puesto que las empresas están demandando más insumos para producir.

Aún así, falta que las cifras de crecimiento interanual del nicho industrial regresen a terreno positivo, lo que sería relevante pues el sector contiene el 75% de las exportaciones del país.