Índice de Confianza del Consumidor (ICC) de EF bajó a 4,1 puntos el mes anterior

Por: María Fernanda Cisneros 7 septiembre, 2014
 Las altas expectativas de los consumidores durante junio, generadas en parte por la euforia del Mundial, influyeron en que la caída de la confianza de agosto fuera más evidente de lo que pudo haber sido.
Las altas expectativas de los consumidores durante junio, generadas en parte por la euforia del Mundial, influyeron en que la caída de la confianza de agosto fuera más evidente de lo que pudo haber sido.

La confianza de los consumidores cayó en agosto pasado, luego de que en junio se experimentaran expectativas positivas.

El Índice de Confianza del Consumidor (ICC) de EF cerró el mes anterior con un puntaje de 4,1 puntos, una caída de 12,7% con respecto a la última medición que se efectuó en junio.

La caída en la confianza ocurrió por el bajo positivismo sobre las condiciones de trabajo y negocio para los próximos 12 meses: el porcentaje de personas que tenía buenas expectativas en este punto pasó de 37% a 25% en agosto.

 Expectivas de confianza del consumidor se desinflaron en agosto
Expectivas de confianza del consumidor se desinflaron en agosto

Además, bajó significativamente el porcentaje de personas con buenas proyecciones sobre la economía familiar dentro de un año: en junio era un 46%, pero quedó en 38% en agosto.

El nivel del ICC actual se había experimentado en setiembre y octubre del año pasado, pero no está en los niveles mínimos de agosto de 2013, cuando el indicador alcanzó los 3,8 puntos.

Esta medición la realiza la firma Unimer para EF, con base en una encuesta telefónica a 400 jefes de hogar –en esta ocasión del 7 al 27 de agosto de este año–, con una muestra estimada de acuerdo con el Censo Nacional del 2011.

 Expectivas de confianza del consumidor se desinflaron en agosto
Expectivas de confianza del consumidor se desinflaron en agosto

El ICC consta de cinco preguntas sobre la percepción que la población tiene sobre diversos temas de la economía personal y nacional, en el corto y mediano plazo, así como las condiciones actuales para comprar bienes discrecionales.

Deterioro de las expectativas

Aunque el ICC cayó, la reducción fue más evidente debido a que junio tuvo un repunte inusual causado, en parte, por la euforia de la participación de Costa Rica en el mundial de fútbol, explicó el economista Luis Mesalles.

 Confianza del consumidor sin ánimo para mejorar en el 2016
Confianza del consumidor sin ánimo para mejorar en el 2016

Aún así, para este analista, la actividad económica sin mejoría y la inflación al alza, hacen que el dinero no le rinda a los costarricenses y que tengan menos confianza.

El pesimismo sobre las condiciones de trabajo y negocio para los próximos 12 meses también influyó. Un 50,8% opina que habrá más población desempleada en ese periodo, mientras en junio un 40,8% pensaba así.

Según Valeria Lentini, encargada de ICC de Unimer, al eliminar el resultado de junio, la tendencia que llevaba la medición sigue siendo al alza y lo importante es monitorear si se va a mantener o va a seguir cayendo.

Gráfico: Índice de confianza del consumidor
Gráfico: Índice de confianza del consumidor

Por su parte, Francisco Llobet, presidente de la Cámara de Comercio, afirma que la situación no es la óptima para generar nuevos puestos de trabajo, en medio de altos costos de operación para las empresas y la llegada de más regulaciones para el sector formal.

Otra de las causas que podrían explicar la baja en la confianza, es la alta expectativa que se tenía para el nuevo gobierno y la dificultades recientes que ha tenido.

Para Carolina Beeche, gerente de mercadeo de QSR International (dueña de las franquicias de restaurantes Quizno’s Sub, SmashBurger y Teriyaki), el país se encuentra en un momento de incertidumbre.

El Gobierno reportó la misma cantidad de opiniones a favor en sus primeros tres meses en el estudio del ICC, que la administración Chinchilla Mirnada y la de Arias Sánchez.

No obstante, se asemeja más a la de Chinchilla, que también empezó con expectativas altas que luego tendieron a bajar.