Niveles de deuda de la cervecería se incrementaron al primer semestre de su ejercicio anual

Por: Sergio Morales Chavarría y César Augusto Brenes Quirós 2 junio, 2013
 Fifco pagó a marzo del 2013 un total de ¢10.367 millones por sus deudas contraídas, esta cifra fue un 100% superior en comparación con lo que pago en la misma fecha del 2012.
Fifco pagó a marzo del 2013 un total de ¢10.367 millones por sus deudas contraídas, esta cifra fue un 100% superior en comparación con lo que pago en la misma fecha del 2012.

La compra de una cervecería en Estados Unidos ya pasa la factura a Florida Ice & Farm, pues su deuda neta prácticamente se triplicó al comparar los resultados acumulados al 31 de marzo del 2013 y del 2012.

El gasto financiero acumulado también es parte de esa factura que Fifco debe pagar, y entre un año y otro subió un 100%.

A finales de octubre del 2012, Fifco anunció la compra de la empresa North American Breweries Holdings LLC (NAB), con sede en el estado de Nueva York, Estados Unidos. El negocio costó $388 millones, el más grande que ha hecho la firma cervecera.

Florida Ice and Farm en cifras
Florida Ice and Farm en cifras

En el momento de la compra, la operación de NAB era como integrar en producción una planta cervecera de similar tamaño a la de Costa Rica.

Contablemente, el tamaño del negocio también quedó registrado, ya que los activos totales presentaron un incremento del 50% y el pasivo total subió 115%.

El volumen de ventas de bebidas también deja entrever el aporte de la operación de NAB, pues hay un incremento del 45%.

El precio de la compra

Sin embargo, los incrementos no se tradujeron, por el momento, en mayores ganancias. Estas más bien sufrieron una caída del 52% con respecto a marzo del 2012.

Varios factores estuvieron en contra de las ganancias parciales de Fifco en su primer semestre del 2013 (su cierre fiscal es al 30 de setiembre). Uno de estos fue un incremento en pago de las deudas, las pérdidas contables por diferencial cambiario y mayores gastos de ventas y mercadeo.

En este último, uno de los aumentos considerables fue el de salarios, donde hubo una variación del 61%.

La expectativa por los resultados de la cervecería se hicieron notar en el precio de la acción en el mercado local.

Desde finales del año pasado, pero con más fuerza desde enero del 2012, el valor de la acción mostró un incremento.

Incluso, desde la compra de NAB, el valor de la acción ha subido un 37%.

Al respecto, el director general de Fifco, Ramón Mendiola, dijo que estos resultados reflejan el primer periodo completo con NAB y que, como se había anticipado, de enero a marzo las cuentas serían deficitarias porque es el periodo más bajo de ventas en Estados Unidos, debido al invierno.

“La época alta de ventas y por ende de sus mejores resultados, se comprende de abril a agosto”, agregó Mendiola al referirse al desempeño de NAB.

Este 17 de junio, Fifco expondrá a los accionistas y al medio bursátil los resultados parciales.

Dos analistas de emisores de valores consultados por EF coincidieron en que, si bien los números no beneficiaron a Fifco en su informe parcial, es necesario esperar más tiempo (trimestres) para obtener un panorama claro de lo que es ahora la cervecería con una subsidiaria de tamaño considerable en el exterior.

Para el economista y consultor, Max Goldberg, la deuda que contrajo Fifco para pagar NAB queda reflejada claramente en las cuentas, pero se debe esperar un poco más de tiempo para hacer una mejor valoración del impacto que tendrá el gasto financiero en las utilidades.

También hay factores estacionales en las ventas que se deben considerar, agregó Goldberg.

La economista de INS Valores puesto de bolsa, Mariany Espinoza, igualmente afirmó que es necesario esperar más resultados y de esa manera determinar si la afectación en las ganancias es algo transitorio o, más bien, se alcanzarán los beneficios esperados con la compra.

Pagando la cuenta

Fifco hizo dos préstamos en Estados Unidos para comprar NAB.

Actualmente, los créditos vigentes en el exterior suman $534 millones (¢269.245 millones, al tipo de cambio usado por Fifco), pero hace un año la empresa solamente tenía en ese mismo rubro deudas por $59 millones.

Por esos pasivos, Fifco pagó en el primer semestre ¢10.367 millones.

Para Espinoza, los pagos por esas deudas han afectado los niveles de endeudamiento y de liquidez, aunque no de manera significativa. “Aún se mantienen en niveles manejables y que no generan estrés”, añadió.

Diversas razones financieras que evalúan los niveles de deuda se han incrementado, pero el poco endeudamiento que tenía la empresa, previo a la compra de NAB, le permite ahora subir en esos indicadores.

Por ejemplo, la deuda neta y total entre las ganancias antes de impuestos subió a niveles del 13% y 15%, que se consideran aceptables. Esto es posible, dijo Espinoza, porque en el pasado (2008) el porcentaje era de 6,38%.

Tras la compra de NAB, puntualmente en noviembre del 2012, Mendiola reconoció que las mediciones de deuda de Fifco se verían afectadas, pero que precisamente aceptaron el negocio porque sus finanzas estaban preparadas para tomar algunas oportunidades de compra.