Reservas internacionales de Costa Rica sufren fuerte caída en lo que va del 2017

Fondos bajaron $580 millones en 2016

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes
  • Gráficos
  • /finanzas/finanzas-banco_central-reservas-reservas_internacionales-economia-deuda-politica_monetaria_ELFCHA20170412_0002_5.jpg
    326x204
    Reservas internacionales de Costa Rica sufren fuerte caída en lo que va del 2017
    / 12 ABR 2017

index

Las reservas internacionales del Banco Central de Costa Rica (BCCR) han tenido una abrupta caída en los últimos meses, ubicándose en su nivel más bajo desde febrero del 2015.

Con respecto al 2016, estos fondos registraron un caída de $580 millones y, solo entre diciembre del 2016 y marzo del 2017, disminuyeron $275 millones.

El Banco Central aseguró que la reducción responde a varios factores; entre ellos, el uso de divisas para atender los requerimientos del sector público no bancario, en el que se utilizaron $581 millones, y a la venta neta de divisas por estabilización, pues se trasladaron $463 millones para evitar cambios abruptos y violentos del tipo de cambio.

También se trasladaron $100 millones para pagos al Fondo Latinoamericano de Reservas.

Los tres casos fueron parcialmente compensados, por lo que en conjunto, se trasladaron alrededor de $580 millones, afirmó el Central.

Aunque para algunos economistas la situación no resulta alarmante, otros coinciden en que es el momento justo para que la entidad monetaria actúe.

“Sería preocupante si la tendencia se acentúa en los próximos meses, pues debilita la posición externa del país. Sin embargo, existe la posibilidad de que la posición se recupere si continúa la menor demanda de créditos en moneda extranjera que se está observando actualmente”, aseguró el economista Miguel Loría.

De acuerdo con Loría, las exportaciones de bienes y servicios están creciendo a un ritmo menor que las importaciones, por lo que el desbalance comercial aumenta y hace que se pierda más reservas.

LEA: Volatilidad del dolar obliga al Banco Central a intervenir más en este 2017

Para este economista, el riesgo del sistema financiero nacional se atenuaría en tanto se desincentive la demanda de créditos en dólares, una posibilidad que se espera luego del incremento en las tasas internacionales.

“La coyuntura actual del tipo de cambio está modificando las preferencias del deudor hacia la moneda local y esa tendencia representa un menor riesgo para los intermediarios financieros”, afirmó Loría.

Por otra parte, la recuperación de las importaciones –que habían caído durante el 2016– y los efectos de la deuda pública y privada hacen que la demanda de dólares sea cada vez mayor, factores que pueden estar incidiendo en la pérdida de reservas.

Uno de los propósitos principales para mantener estos recursos es que se limita la vulnerabilidad, manteniendo la liquidez en moneda extranjera. Los fondos se toman como un mecanismo de protección para hacer frente a eventos de tensión en los mercados internacionales.

Además, mantener los niveles de reservas resulta importante porque ofrecen confianza a los mercados internacionales, garantizando que Costa Rica puede hacer frente a sus obligaciones externas. El nivel de estos fondos se toma en cuenta cuando las agencias van a emitir una calificación de riesgo del país.

Recientemente, las agencias calificadoras de riesgo Moody’s y Fitch Ratings recortaron la calificación de Costa Rica más que todo por la deteriorada deuda pública y la incapacidad de llegar a un acuerdo sobre la reforma fiscal.

La cara de la moneda

La situación de la caída en las reservas no resulta preocupante para todos.

Lilliana Blanco, vicepresidente de Finanzas de Prival Bank, asegura que los fondos son suficientes.

Además, considera que no es sano para la economía mantener la cifra que se ha tenido en los últimos años por el costo que implica mantener las reservas.

Sin embargo, comenta que algunos de los factores que podrían afectar el desempeño de estos recursos es que algunos bancos pueden estar variando sus posiciones estructurales netas, como resultado de la reciente regulación del Banco Central.

LEA: Estos son los cambios que impulsa la nueva normativa cambiaria del Banco Central

En general, siempre se ha dicho que las reservas deben tener un nivel mínimo equivalente a tres meses de importaciones, como mínimo, es decir, $3.830 millones tomando en cuenta el dato de importaciones del 2016.

A pesar de la caída que han registrado estos activos, hoy tienen un nivel casi dos veces mayor al recomendado.

Expectativas

Según el Programa Macroeconómico 2016-2017 del BCCR, se espera que, para el final del 2017, las reservas representen el 12,2% del PIB, 0,3 puntos porcentuales menos que el año anterior.

Eso significa que para el cierre del año deberían ronda los $7.616 millones, tomando en cuenta el PIB estimado y el tipo de cambio actual. Ese monto sería $318 millones superior al de marzo pasado.

En ese tercer mes del año, esos activos mostraron su desempeño más bajo desde febrero del 2015 y se ubicaron en $7.255 millones.

Después de ese momento, empezaron a crecer y luego cayeron hasta marzo del 2016. Posteriormente, empezaron una leve recuperación, de $7.787 millones a $7.990 millones en agosto del 2016 y luego volvieron a bajar.

Sostenbilidad y financiamiento