Calificación de riesgo sobre deuda soberana sigue siendo BB+

Por: Sergio Morales Chavarría y César Augusto Brenes Quirós 20 enero, 2016

La calificadora de riesgo internacional Fitch Ratings mantuvo la perspectiva negativa sobre el riesgo de Costa Rica y también afirmó su calificación de BB+ para la deuda de largo plazo en moneda local y extranjera.

El 22 de enero del 2015, Fitch había dicho que mantuvo su calificación de riesgo sobre Costa Rica, pero que ajustó su perspectiva (outlook) de estable a negativa.

En esta ocasión, la firma indica en un comunicado de prensa emitido este 20 de enero, que la perspectiva negativa refleja los problemas de la deuda pública y el déficit, así como la parálisis legislativa para hacer reformas que solucionen los desequilibrios fiscales.

Uno de los principales problemas señalados en el informe ide Fitch es el avance del déficit fiscal. Precismanente, hoy, el ministro de Hacienda, Helio Fallas confirmó que el faltante del Gobierno en el 2015 fue el equivalente a 5,9% con respecto al Producto Interno Bruto (PIB).

Según Fitch, el aumento del déficit ha sido impulsado por el incremento de los intereses, aunque reconoció esfuerzos de la Administración por mejorar la recaudación, contener los salarios y el gasto discresional, factores que ayudaron a mantener el déficit primario (3,1% del PIB).

"Una creciente factura de intereses y compromisos de gasto rígidos sobre los salarios y las transferencias sociales protegidos legalmente mantendrán la presión sobre las finanzas públicas", indicó la agencia.

Otro de los elementos señalados sobre la economía costarricense es que el déficit fiscal alto, una flexibilidad limitada del tipo de cambio y la dolarización financiera impiden que la política monetaria dictada por el Banco Central sea fluída.

Ficth mencionó otros factores de riesgo que podrían llegar a dar una calificación negativa en el futuro, a saber: el lento avance de la reforma fiscal para mejorar el déficit y la trayectoria de la deuda; las restricciones de financiamiento soberano y el deterioro en las perspectivas de inversión extranjera.

"El panorama es negativo. Consecuentemente, el análisis de sensibilidad de Fitch no anticipa el desarrollo con alta probabilidad de que se llegue a un cambio de calificación positiva", indicó la agencia.

Según el ministro de Hacienda, Helio Fallas, el Gobierno ha implementado distintas medidas para reducir la brecha entre ingresos y gastos, las cuales también buscan que se mejore la calificación de las agencias sobre la deuda soberana.

"Mantener la calificación de los bonos soberanos con perspectiva negativa es una luz roja que se enciende nuevamente para alertar que debemos, como país, apurar el paso para la implementación de las medidas ya propuestas con el objetivo de mejorar los ingresos y controlar el gasto y su calidad, de lo contrario, el siguiente paso sería el ajuste a la baja en esta calificación", añadió Fallas en un comunicado de prensa emitido la tarde de este 20 de enero.