Entrabamiento en la Asamblea Legislativa para aprobar IVA y renta fue un punto determinante para reducir la calificación

Por: María Fernanda Cisneros 19 enero
En octubre los diputados dejan de lado los temas fiscales para dedicarse a la discusión del Presupuesto Nacional.
En octubre los diputados dejan de lado los temas fiscales para dedicarse a la discusión del Presupuesto Nacional.

El problema fiscal de Costa Rica continúa generando consecuencias y en esta ocasión uno de sus efectos es la reducción en la calificación de dueda soberana por parte de Fitch Ratings.

Esta calificadora cambió la puntuación de Costa Rica de BB+ a BB, con perspectiva estable.

Richard Francis, director del grupo de riesgo Fitch Ratings y primer analista del caso de Costa Rica, conversó con EF sobre las razones de la degradación en la nota del país y las expectativas para este 2017.

Para Francis, el panorama de este año es claro: la economía de Costa Rica crecerá similar a lo visto en 2016, pero la reforma fiscal no recibirá luz verde, debido al ambiente político que atravesará el país este año.

Aún así, el director destacó la importancia de la aprobación del Impuesto sobre el Valor Agregado (IVA) y el Impuesto sobre la Renta.

¿Cuál fue la principal razón por la que redujo la calificación de Costa Rica?

Está explicado por la subida de la deuda en términos del PIB (Producto Interno Bruto), que está aumentando bastante fuerte en los últimos años y va a seguir aumentando sin la reforma fiscal, principalmente el impuesto sobre el IVA y el impuesto sobre la renta.

"A esto se une, la perspectiva del entorno político, con las elecciones que vienen, me parece que no habrán noticias buenas en este año, al menos, y probablemente por un poco (de tiempo) más".

Decidieron establecer la perspectiva como "estable", ¿a qué se debe esto?

Hemos bajado la calificación y los resultados del Gobierno han sido un poco mejor de lo esperado, en términos de crecimiento y del lado externo también, con un menor déficit de la cuenta corriente del que teníamos pensado. También, el Gobierno ha llegado a un déficit fiscal un poco menor de lo que también habíamos esperado.

¿Cuánto tiempo puede sostener Costa Rica esta nueva calificación, sin una reforma fiscal?

Todavía Costa Rica tiene una deuda, en términos del PIB, que es más o menos un promedio de la cifra para tener (una calificación de) doble BB. Hay un margen, todavía, a seguir con este déficit y mantener esta calificación.

"Sin embargo, claro que va a llegar un momento cuando hay necesidad de un ajuste fiscal y problamente eso tiene que venir del lado de ingresos, por eso es muy importante la reforma del IVA y de la renta.

"Me parece que no hay perspectiva, dentro del año, para una aprobación de estas leyes".

¿Cuáles son las preocupaciones de Fitch para la economía de Costa Rica en este 2017?

Este es un asunto interesante. Mientras que los déficit fiscales siguen bastante altos, la economía sigue creciendo bastante fuerte alrededor de 4%. El año pasado fue un poco más alto del 4% y la perspectiva de este año es que el crecimiento seguirá más o menos igual y nosotros tenemos pronósticos de esto.

Eliminando estos problemas (deuda y déficit fiscal), ¿qué calificación podría recibir Costa Rica?

Sin los problemas políticos y el crecimiento de la deuda en términos del PIB, Costa Rica tendría una calificación de grado de inversión. Sin embargo, estos problemas pesan mucho en la calificación.