Sistema financiero se fondea cada vez más en el mercado externo

Bajos costos y mayor plazo hacen más atractivo el financiamiento en el exterior

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  

En el último quinquenio, el fondeo de dólares en el mercado externo se convirtió en la opción más atractiva para que las entidades financieras satisfagan la demanda crediticia de empresas y hogares.

Bancos, financieras, cooperativas y mutuales apostaron por el financiamiento externo con la motivación de diversificar sus obligaciones a menores costos y a plazos más extensos.

Sin embargo, la posible subida de tasas de interés por parte de la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos y la aplicación del encaje mínimo legal a operaciones de endeudamiento externo, son dos frentes que podrían variar de algún modo la estrategia de captación de las entidades.

Además, esas medidas generarían un golpe en las tasas de interés de los préstamos en dólares, que impactaría las mensualidades de sus clientes.

A julio pasado, los pasivos externos de las entidades financieras contabilizan $5.514 millones, monto que fondea la mitad de lo que se ha colocado en créditos ($11.997 millones). Esa cifra representa un crecimiento de 4,5%, equivalente a $4.290 millones, en los últimos cinco años.

Esa cuenta de pasivos está dominada en un 85% por fondos de largo plazo.

El sector bancario es el que más utiliza el fondeo externo para enfrentar la demanda crediticia, sin embargo, el resto de nichos aceleran cada año el uso de estos recursos.

La banca maneja $5.205 millones del total de la deuda externa del sistema financiero, y los bancos privados son los que buscan más dinero afuera. Aún así, los bancos públicos también aumentaron el fondeo internacional en los últimos años.

Igualmente, las cooperativas, financieras y mutuales han acudido al mercado externo en busca de fondos para sus carteras de crédito en dólares y esta opción toma fuerza año con año.

La cuenta de endeudamiento externo de las mutuales asciende a $123,2 millones, cifra siete veces mayor que hace cinco años.

Las financieras alcanzaban, a julio de 2010, $25,2 millones, pero este año llegaron a un monto de $107,1 millones. Las cooperativas pasaron de $9,6 millones a $79,3 millones en ese mismo periodo.

Solo en el último año, el crecimiento en esa cuenta fue de un 63% en las mutuales, 49% en las financieras, 32% en las cooperativas y 29% en los bancos privados.

En los bancos públicos, no obstante, se registró una disminución en el rubro del 2,5% entre el 2014 y el 2015.

Empero, aun con el dinamismo que ha tomado el endeudamiento externo, las captaciones en el mercado local siguen pesando más en la mezcla de fondeo, pero no crecen de igual manera.

En el último quinquenio, esta cuenta aumentó solo 1,3% y hoy asciende a $10.688 millones.

infografia

Fondeo podría mermar

El fondeo en el exterior está en auge porque representa una oportunidad para que las entidades financieras reduzcan sus costos.

“Esto es clarísimo de explicar: por las bajas tasas de interés en el mercado internacional, se facilitaba que los bancos pudieran endeudarse en el exterior para colocar crédito en el mercado local de una manera barata, un costo financiero barato”, explicó Javier Cascante, superintendente de Entidades Financieras.

Después de la crisis financiera de 2008-2009, el fondeo externo se convirtió en una opción interesante a la cual acudir para buscar más dólares que servirían para financiar créditos en esta moneda.

Las políticas expansionistas de naciones desarrolladas como Estados Unidos, llevaron a que los mercados internacionales tuvieran liquidez suficiente para girar esos recursos.

El mercado internacional mostraba tasas de interés más atractivas en dólares, en comparación con la oferta del mercado local, en el que además hay poca disponibilidad de oferta de fondeo a mediano y largo plazo, en moneda extranjera, explicó Leonardo Acuña, subgerente general del Banco de Costa Rica.

La demanda al alza del crédito en dólares de los costarricenses es el primer detonador de una necesidad de fondeo externo.

La gran estabilidad cambiaria ha inclinado el apetito por los créditos en esa moneda, sumado a un margen más atractivo sobre las tasas en dólares respecto a las que se ofrecen en colones, comentó Bernardo Alfaro, subgerente general de riesgo y finanzas del Banco Nacional.

Sin embargo, las condiciones del mercado internacional y las restricciones aplicadas al endeudamiento externo de la banca podrían impulsarla a acudir más al mercado local a más costo o limitar el fondeo externo.

Además, podría generarse un incremento en las tasas de interés que deben cancelar los deudores de créditos en dólares.

El julio pasado, la presidenta de la Fed, Janet Yellen, dijo que aún prevé un alza de tasas de interés de referencia “más adelante en el año”, para normalizar la política monetaria.

No obstante, Yellen destacó que aún ve poco movimiento en el mercado laboral, factor decisivo para ejecutar la primera subida en los rendimientos desde el 2006.

Sumado a esta alerta, el Banco Central de Costa Rica (BCCR) anunció, en mayo pasado, que limitaría mediante un encaje los créditos que las entidades financieras adquieren en el exterior, por lo que los nuevos préstamos deberán separar 15% del saldo para enviarlo al Central, pero se llegará a ese monto gradualmente.

En julio pasado, los intermediarios financieros contrataron nuevo endeudamiento externo por $21,25 millones, por lo que el encaje requerido ascendió a $1,06 millones (un 5% de encaje según la gradualidad que se aplicó en julio), explicó Eduardo Prado, gerente de la autoridad monetaria.

A partir del 1 de setiembre, se aplicará el 15% a cada operación, con lo que aumenta el costo para las entidades financieras, que podrían trasladarlo a sus clientes con incrementos en las tasas de interés de sus créditos en dólares, aunque hay otras variables en juego.

Según Alfaro, los préstamos a tasa variable en dólares tendrían un efecto, pero sería paulatino, por lo que no se vislumbra en el corto plazo mayores presiones sobre la capacidad de pago.

Aún así, cuando suban las tasas de interés internacionales, las tasas para los préstamos en dólares subirán al mismo tiempo que el tipo de cambio por lo que sí habrá un impacto, dijo, por su parte, Gerardo Abarca, director financiero del Banco Popular.

Sostenbilidad y financiamiento