Las OPC y las SAFI que tienen eurobonos en sus carteras afirman que impacto ya se había descontado

Por: María Fernanda Cisneros 28 septiembre, 2014
 Tras la baja en la calificación de deuda soberana de Costa Rica, hubo movimientos de compra y venta de eurobonos pero las reacciones fueron pocas. En general, la respuesta de los fondos de inversión fue de poca preocupación.
Tras la baja en la calificación de deuda soberana de Costa Rica, hubo movimientos de compra y venta de eurobonos pero las reacciones fueron pocas. En general, la respuesta de los fondos de inversión fue de poca preocupación.

La reducción en la calificación de la deuda soberana del país, por parte de Moody’s, no ha generado presión en las Operadoras de Pensiones Complementarias (OPC) y las Sociedades Administradoras de Fondos de Inversión (SAFI) que tenían parte de la emisión de bonos de deuda externa de Costa Rica.

Por ahora, estas entidades no tienen interés en salir a vender estos bonos, ni esperan un gran movimiento en los precios de los títulos valores.

Cuatro OPC y dos SAFI habían optado por sumar a las arcas de sus fondos parte de los bonos.

 Fondos de pensión y inversión con pocos rasguños tras baja en calificación de riesgo de Costa Rica
Fondos de pensión y inversión con pocos rasguños tras baja en calificación de riesgo de Costa Rica

Las carteras de los portafolios de pensión adquirieron un total de $2.720.520, mientras que los fondos de inversión se dejaron $35.440.897.

Vida Plena fue la entidad que más dinero invirtió en eurobonos, pues la firma sumó $2.148.070. Multifondos hizo lo propio en los fondos de inversión, con $34.798.147.

El plazo de los bonos adquiridos por estos instrumentos –pensiones y valores– ronda entre los 20 y 43 años (bd20 y bd43).

 Fondos de pensión y inversión con pocos rasguños tras baja en calificación de riesgo de Costa Rica
Fondos de pensión y inversión con pocos rasguños tras baja en calificación de riesgo de Costa Rica

No obstante, los montos representan muy poco de las inversiones totales. En el caso de las OPC, ronda entre el 0,001% y 0,005% de la cartera.

Poca sorpresa

Cuando llegó la noticia de la reducción en la calificación a oídos de esos sectores, hubo reacciones de venta y compra, pero fueron pocas.

Además, los precios no han tenido las caídas que podrían esperarse y algunos inclusive muestran recuperación, explicó José Manuel Arias, gerente de BAC Pensiones.

Algunos bonos subieron medio punto días después del anuncio en el cambio de la calificación, dijo Antonio Pérez, gerente general de Multifondos.

Sin embargo, los resultados obtenidos hasta ahora permiten proyectar que no habrá ajustes extraordinarios.

Muchos hubieran esperado un efecto contrario, es decir, que la decisión de los administradores hubiera sido vender los títulos, generar una baja en los precios y, por ende, conformar una buena oportunidad de compra.

Lo anterior debido a que una baja en el precio, significa un aumento en la tasa de rendimiento.

Empero, la noticia ya había sido anunciada hace aproximadamente un año, y esto ayudó a que el impacto de la baja en la calificación no tomara tanto protagonismo.

El mercado ya había descontando el impacto que podría percibir, mientras que los precios de los bonos también incorporaron la baja dentro de sus expectativas desde tiempo atrás.

Otro de los detalles que ayudó a que el efecto no fuera el esperado obedece a que estos bonos representan un bajo porcentaje de los portafolios de las entidades involucradas.

Según Mauricio Rojas, gerente de BCR Pensiones, dada la baja participación en estos instrumentos, el efecto en las carteras de inversión es irrelevante y la afectación en los aportantes sería nulo.

El caso de esta entidad es particular, puesto que la entidad por sí sola no decidió verse inmersa en la deuda internacional, sino que el 0,004% que posee llegó tras la absorción de la operadora del INS.

Otra razón es que Costa Rica siempre ha pagado rendimientos con buen spread por riesgo en los mercados internacionales. Los afiliados de este mercado pueden estar tranquilos de que el negocio transcurrirá con normalidad, dijo Arias, de BAC Pensiones.

Las empresas que poseen este tipo de bonos cuentan con portafolios diversificados que no permitirían un impacto global en las carteras, como resultado del comportamiento de los precios, agregó también Jorge Baltodano, director de Aldesa Puesto de Bolsa.

Inclusive, Popular Pensiones ya había colocado esos bonos en el mercado, por lo que aún en caso de haberse generado una baja en los precios no reportaron un golpe.

Según Marvin Rodríguez, gerente de Popular Pensiones, en sus arcas no tienen deuda externa, ya que el monto fue vendido durante el año en operaciones de corto plazo.

La estrategia de esta entidad fue realizar inversiones en deuda externa y esperar un plazo en el que hayan buenos precios para vender los bonos. La táctica es aprovechar oportunidades.

Aún con la venta de estos eurobonos, la baja en la calificación no bajaría el ímpetu de la operadora para aprovechar alguna oportunidad que interese a futuro.

El resto de las firmas aún no tienen urgencia en colocar los eurobonos.

BAC Pensiones utilizará ese 0,02% de su portafolio en inversiones de largo plazo que se adquieren como parte de la estrategia de diversificación.

La mayoría de inversionistas extranjeros, al momento de elegir en qué fondos invertir, utilizan como parámetro que el país tenga dos o más calificaciones de grado de inversión para que les resulte lo suficientemente atractivo.

Ante esto, el apetito que generan los fondos de inversión locales no tendría por qué verse disminuido, cuando Costa Rica solo tenía una nota de este tipo, en este caso de Moody’s.

Apetito en veremos

El interés, tanto de las OPC como de las sociedades de fondos de inversión, de adquirir parte de los eurobonos el próximo año dependerá del entorno que se genere.

El riesgo adicional que existe para los títulos ticos y todos los bonos a nivel mundial recae en el aumento de tasas de interés a corto plazo, por parte de la Reserva Federal, por lo que un nivel de tasas estable llegaría en el 2016, añadió Baltodano.

De hecho, la emisión de deuda externa del Gobierno sí tendrá que pagar un rendimiento más elevado y saldrá más costosa.

“Hay flexibilidad del Gobierno para ver a qué plazo quiere colocarlos y con qué tasas de interés. En ese momento, la negociación será determinante”, explicó Rodríguez, de Popular Pensiones.

La nota que den a conocer el resto de calificadoras es un punto por analizar. El resultado de las calificaciones de Fitch Ratings y Standard & Poor’s dependerá de las medidas que el Gobierno tome para reducir el déficit fiscal.

Ambas entidades anunciaron advertencias, el 4 y 18 de setiembre pasado, de otorgar una posible perspectiva negativa.

“Va a depender de las señales que demuestre el Gobierno, de cómo bajarán el déficit fiscal. Dependiendo de esto, el próximo año se mantendría la calificación o podría subir. Hay señales de que sí quieren hacer las cosas, vamos a ver si lo logran”, comentó Pérez, de Multifondos.

Cartera de fondos de inversión

Monto total de eurobonos que poseen las OPC y SAFI.

Fondo de inversión

Instrumento

Monto

Cantidad de aportantes o inversionistas

Operadoras de pensiones complementarias

Vida Plena

Bde20

2.148.070,50

77.459

SJ-Pensiones

Bde20

179.970,00

95.523

Popular

Bde20

Bde25

112.750,00

228.310,00

427.990

BCR-Pensiones

Bde20

51.420,00

145.181

Sociedades de fondos de inversión

Multifondos

5.867

Concentrado cerrado de deudas soberanasmundiales

Bde23

Bde25

Bde43

841.509,00

368.308,00

1.947.945,99

Ingreso cerrado

Bde20

Bde23

24.257.385,00

935.010,00

Cerrado de productosfinancieros

Bde23

Bde25

Bde43

841.509,00

736.616,00

4.869.865,00

Aldesa

2.011

Renta dólares

Bde20

642.750,00