APRENDIENDO FINANZAS

¿Es hora de que se afilie a un fondo de pensión voluntario?

La ventaja de estos portafolios es que el ahorrante puede retirar el dinero aun cuando no haya llegado a su edad de jubilación


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Muchos adultos jóvenes se preguntan si este es el mejor momento de tener su fondo de pensión voluntaria.

Algunos piensan que aun no tienen la edad y no están seguros de cómo funciona, pero quizá están en el mejor momento para suscribirse a uno.

El Régimen Voluntario de Pensiones (RVP) está constituido por planes de capitalización individual que funcionan como un ahorro complementario al Régimen Obligatorio de Pensiones (ROP) y que permiten al ahorrante recibir, al momento de jubilarse, la pensión que le corresponde por obligación de ley más un ahorro voluntario y sus rendimientos.

VEA (Video) Siete consejos para ordenar sus finanzas en 2017

La ventaja de estos fondos es que el ahorrante puede retirar el dinero ahorrado cuando lo desee, aún cuando no haya llegado su edad de jubilación, siempre y cuando tenga 66 aportes mensuales y 66 meses de permanencia dentro del régimen.

Al cierre de diciembre de 2016, había solo 6.285 contratos de RVP activos de personas menores a 31 años, y 17.432 de afiliados entre 45 y 59 años de edad.

LEA: ¿Puede la rentabilidad afectar su fondo de pensión?

Sin embargo, lo importante es empezar ahorrar jóvenes, para obtener mejores beneficios al momento de la pensión. Una persona que ahorre el 4% de su salario mensual, por ejemplo, podrá generar al término de su vida laboral una pensión equivalente entre 15% y 20% del salarios promedio de los últimos 20 años.

"Entre más joven sea la persona es mejor, porque le permite ahorrar más", afirmó José Ezequiel Arias, gestor de la Superintendencia de Pensiones (Supen). A pesar de que la Ley de Protección al Trabajador señala que cualquier persona mayor de 15 años puede suscribirse a un contrato de pensión voluntaria, lo recomendable es que la persona cuente con un trabajo estable que le permita ahorrar.

Dependiendo de la Operadora de Pensiones Complementarias (OPC), las personas pueden comenzar a ahorrar a partir de los ¢3.000, en el caso de ahorros en moneda nacional y desde $10 en el caso de dólares. La idea es que los contribuyentes aumenten el monto de ahorro cada cierto tiempo hasta el momento de retirarlo.

¿Qué pasa si se queda sin trabajo?

Una de las principales preocupaciones al adquirir un compromiso financiero como este es lo que puede pasar si el afiliado queda desempleado.

Arias asegura que si una persona suscrita a un fondo voluntario queda desempleada tiene dos opciones: puede disminuir el monto del aporte o suspender el aporte al plan mientras se encuentra en esa condición hasta un período de 24 meses.

En caso extremo, si el afiliado deseara retirar por anticipado los recursos ahorrados, deberá tener al menos 66 meses de permanencia y haber realizado 66 aportes como mínimo. De no cumplir con estos requisitos, deberá ser pensionado por algún Régimen Básico de Pensiones para retirar esos recursos.

LEA TAMBIÉN: Solo el 4.4% de personas con pensión obligatoria ahorra en una voluntaria

Estos planes están diseñados para que asalariados y trabajadores independientes puedan suscribirse de forma individual o colectiva incluso si no está afiliada al Régimen Obligatorio de Pensiones Complementarias (ROP).

infografia

Sostenbilidad y financiamiento