Premio por invertir en colones se recuperó pero al corto plazo

Subió dos puntos en dos meses y se espera que aumente más a finales de año

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes
  • Gráficos
  • /finanzas/inversion-colones-corto_plazo-banco_central-premio_por_invertir-premio-central_directo-hacienda-inflacion-tipo_de_cambio-depositos_ELFCHA20170831_0002_5.jpg
    326x204
    Premio por invertir en colones se recuperó pero al corto plazo
    / 31 AGO 2017

index

El premio por invertir en moneda nacional (diferencia entre la tasa de ahorro en colones versus la de dólares) se ha recuperado poco a poco, luego de pasar por meses en niveles poco atractivos para los inversionistas.

La acelerada recuperación se ha dado principalmente en el corto plazo (90 días) pero se espera que el aumento en los instrumentos a largo plazo tarde más en llegar.

El crecimiento en los niveles de esa diferencia comenzó a notarse más pronunciadamente a partir de junio, cuando el Banco Central anunció la reactivación de su plataforma de captación Central Directo, que compitió con tasas más atractivas e impulsó el aumento de los rendimientos en el resto del mercado.

El 7 de junio, cuando se reactivó la plataforma, el premio por invertir en colones a 90 días se ubicaba en 0,75 puntos porcentuales (p. p.), luego alcanzó su nivel más alto al cierre de ese mes, con 9,81 p. p., y un mes más tarde se ubicó en 3,06 p. p.

Al cierre de agosto, la diferencia se ubicaba en 2,07, dos puntos más del nivel que tenía cuando se reactivó Central Directo y que comenzaron los movimientos en las tasas.

En los niveles de mayor plazo, a 180 días y a 270 días, por ejemplo, el premio ha tenido una ligera recuperación, aunque no es tan significativa. A 180 días se ubicó en -2,78 p. p. en junio y en 0,66 p. p. al 30 de agosto.

A 270 días, por su parte, estuvo en -2,42 p. p en junio y en 0,3 p. p. al cierre de agosto.

infografia

Factores en juego

En retrospectiva, hubo un conjunto de factores que incentivaron los movimientos del premio particularmente al corto plazo.

Por un lado, se comenzaron a sentir los efectos de los aumentos en la Tasa de Política Monetaria (TPM), que empezó a subir progresivamente a partir de abril y pasó de 2,25% a 4,50% (luego de cuatro ajustes), precisamente con el objetivo de restaurar el premio en colones y bajar la presión sobre el tipo de cambio del dólar.

LEA: Reactivación de Central Directo empujará las tasas de interés en colones al corto plazo

Adriana Rodríguez, gerente de Análisis Económico de Scotiabank, explicó que la zona de influencia más directa de la TPM es el corto plazo y que los ajustes a los rendimientos en ese plazo fueron muy fuertes en relación con las variables que se utilizan para cuantificar ese premio en particular.

“Influyeron las bajas tasas de corto plazo en moneda extranjera y las expectativas de movimientos cambiarios a corto plazo donde prevalece la sensación de que el Banco Central seguirá estabilizando el mercado cambiario”, aseguró Rodríguez.

Además de los efectos de la TPM, otros elementos facilitaron la restauración del premio en moneda nacional.

La abundante liquidez en moneda extranjera en el sistema bancario nacional, en un contexto de poco apetito por crédito en dólares, por ejemplo, ha minimizado el crecimiento en los rendimientos que se ofrecen por invertir en esa moneda.

LEA: Estrecha liquidez en colones impulsaría alza entasas de interés

Esto no solo ocurre en el mercado nacional, sino también en otros países donde las tasas han estado presionadas por la incertidumbre política y de sistemas financieros con mucha liquidez y bajas presiones inflacionarias, como el de Estados Unidos.

Para Vidal Villalobos, gerente de estudios económicos de Prival Bank, los inversionistas prefieren colocarse en herramientas de corto plazo esperando a ver si el Ministerio de Hacienda mueve hacia arriba sus tasas para luego poder aprovecharlas.

Además, Villalobos comenta que si el Banco Central quisiera colocar a plazos mayores, tendría que competir con otros captadores como bancos, cooperativas o el mismo gobierno y, en ese punto, no cuenta con instrumentos tan atractivos para los inversionistas.

“De todas formas, el trabajo del Central es gestionar la liquidez y eso se hace con instrumentos de corto plazo”, explicó Villalobos.

En un contexto que apunta a subidas en las tasas de interés en el mediano plazo y en medio de un ambiente de incertidumbre a nivel fiscal y político, los inversionistas naturalmente optarán por inversiones a corto plazo y se refugiarán en una moneda más segura, como el dólar, cuando se trata de invertir a mediano y largo plazo.

“Para invertir a mediano y largo plazo, los inversionistas buscan opciones distintas de las opciones de depósitos en el Central, por lo que para tener una restauración en el premio al largo plazo, se tendrían que ver presiones por mayores rendimientos por parte de los inversionistas hacia los emisores de bono, que irán aumentando en la medida en que estos vayan cediendo a esas presiones”, afirmó Rodríguez.

Mirada hacia el alza

Hacia el cierre del año, se esperaría un empinamiento de la curva de rendimientos en moneda nacional, aunque también dependerá la capacidad de Hacienda de financiar sus necesidades fiscales con bonos.

De no ser así, se esperarían ajustes adicionales a las tasas, especialmente a largo plazo.

“De necesitar ajustes adicionales, es posible que Hacienda mida el mercado con ajustes leves entre 5 y 15 puntos básicos en cada subasta, pero no a plazos muy largos”, aseguró Villalobos.

Para Bernardo Alfaro, subgerente de Riesgo y Crédito del Banco Nacional, es de esperar que las tasas en colones se ajusten conforme se presenten cambios en la tasa de referencia de la Reserva Federal de Estados Unidos al cierre del año, de tal forma que se mantenga el premio en moneda nacional e, incluso, tenga algún aumento en esas fechas.

LEA: Hacienda insiste en captar a tasa fija pero no convence al mercado

Sostenbilidad y financiamiento