El banco central estadounidense aseguró que el crecimiento económico "se ha ralentizado algo" y rebajó sus previsiones para 2015 a entre el 2,3% y el 2,7%

Por:  18 marzo, 2015
Una pantalla en el corro de la Bolsa de Valores de Nueva York anuncia la decisión de la Reserva Federal de Estados Unidos de avanzar hacia una futura alza en sus tasas de interés.
Una pantalla en el corro de la Bolsa de Valores de Nueva York anuncia la decisión de la Reserva Federal de Estados Unidos de avanzar hacia una futura alza en sus tasas de interés.

Washington.- La Reserva Federal (Fed) eliminó hoy la palabra "paciente" de su comunicado al término de su reunión de dos días sobre política monetaria en EE.UU., lo que significa que la inminente subida de tasas de interés de referencia se debatirá en cada encuentro y es posible que produzca en junio.

En las últimas reuniones del Comité de Mercado Abierto de la Reserva Federal, encargado de dirigir la política monetaria de Estados Unidos, su comunicado final siempre aseguraba que se mantenía "paciente" ante una anticipada subida de tasas de interés.

En el comunicado divulgado hoy, la Fed afirmó que ve "improbable" que el encarecimiento del dinero se produzca en abril, por lo que este quedaría postergado como pronto para junio.

No obstante, el banco central estadounidense aseguró que el crecimiento económico "se ha ralentizado algo" y rebajó sus previsiones para 2015 a entre el 2,3 % y el 2,7 %, frente a la horquilla del 2,6 % y el 3 % que había estimado en diciembre pasado.

Pese a ello, los mercados de Nueva York acogieron con optimismo el comunicado de la Fed, con subidas que compensaron las pérdidas que habían sufrido durante la mañana.

Los gobernadores que componen el Comité de Mercado Abierto de la Fed también se mostraron satisfechos por las mejoras registradas en el mercado laboral y "razonablemente confiados" en que la inflación volverá a su objetivo del 2 % "a mediano plazo".

El desempleo cerró en febrero en un 5,5 %, una cifra no vista desde mediados de 2008, pero la inflación se situó ese mismo mes en una tasa interanual del 0,7 %, muy lejos del objetivo de la Fed.