Por:  1 octubre, 2013
El último cierre parcial del Gobierno se produjo en enero de 1996 y en esa ocasión duró 21 días.
El último cierre parcial del Gobierno se produjo en enero de 1996 y en esa ocasión duró 21 días.

La falta de acuerdo presupuestario entre republicanos y demócratas ha empujado a Estados Unidos al primer cierre parcial del Gobierno en más de 17 años, un fenómeno que continuará hasta que el Congreso apruebe nuevos fondos. Las consecuencias previstas ya son analizadas por los expertos.

Un cierre gubernamental de dos semanas provocaría la caída del crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) del cuarto trimestre del año en 0,3 puntos, según los economistas de Macroadvisers.

Sin embargo, la economía se recuperaría en el curso de los primeros tres meses de 2014. Según Mark Zandi, jefe de los economistas de Moody's, un cierre de entre tres y cuatro semanas costaría 1,4 puntos de crecimiento del PIB en el cuarto trimestre (sobre 2,3% de crecimiento del PIB previsto, según la rama de Filadelfia del Banco Central de Estados).

El cierre obligará a mandar a casa a más de 800.000 de los 2,1 millones de funcionarios federales durante el tiempo que dure la escasez de fondos y podría costar más de $1.000 millones a las arcas públicas, según la Casa Blanca.

Los expertos, además, miran con inquietud otra fecha: si antes del 17 de octubre republicanos y demócratas no se ponen de acuerdo sobre un aumento del límite legal de la deuda pública, Estados Unidos podría verse incapacitado para hacer frente a sus obligaciones financieras y hallarse así en situación de 'default' de parte de su deuda.

De momento, Estados Unidos capta dinero en condiciones muy favorables pero un 'default' parcial podría tener consecuencias imprevisibles sobre el coste de su financiación, con un nefasto efecto de reacciones en cadena en los mercados mundiales, según los expertos.

Al margen del impacto concreto del "shutdown" (cierre) del gobierno federal, su efecto en los mercados mundiales era este martes apenas perceptible. Wall Street y las bolsas europeas abrieron con alzas y Tokio cerró en verde.

Parques nacionales, museos y monumentos (incluyendo la famosa Estatua de la Libertad) deberán cerrar sus actividades a partir de hoy.

Parques como el de Yosemite o el Gran Cañón de Colorado, y museos como los del sistema Smithsonian, ya no funcionarán a partir del próximo sábado.

En tanto, decenas de miles de operadores de control aéreo, guardias de prisión y agentes de la guardia de fronteras serán convocados a trabajar aún sin el goce de su salario.

El último cierre parcial del Gobierno se produjo en enero de 1996 y en esa ocasión duró 21 días.

Etiquetado como: