Controles antilavado en los bancos todavía tienen portillos

Normas bancarias de “Conozca a su cliente” deben complementarse con monitoreo constante

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Hecha la ley, hecha la trampa, y las organizaciones criminales dedicadas al lavado de dinero no escatiman tiempo ni recursos para encontrar ese portillo que les permita infiltrarse en el sistema financiero.

Los filtros actuales, como la norma de “Conozca a su cliente”, permitieron a los bancos locales detectar las operaciones de Liberty Reserve, firma sospechosa de lavar millones de dólares a través de transferencias electrónicas.

Sin embargo, los portillos subsisten, como precisamente lo demostró la investigación de autoridades estadounidenses.

Si bien la normativa obliga a los bancos a activar mecanismos de comprobación en el caso de operaciones mayores a los $10.000, el “pitufeo” es una de las estrategias utilizadas que pone a prueba el monitoreo.

“El problema es si yo mando a diez personas $1.000 a cada una. O un matrimonio en el que cada uno deposite $5.000. Igual entran los $10.000. También puedo ir de cajero en cajero retirando pequeños montos”, explicó Carlos Fernández, quien fungió como general del Banco de Costa Rica (BCR) y Bansol.

El crédito no se salva de ser utilizado para la legitimación de capitales por parte de organizaciones criminales.

Estos grupos pueden solicitar préstamos hipotecarios para la adquisición de costosas propiedades o tarjetas de crédito con las que realizan fuertes compras.

Y, luego, esos pasivos son cancelados a un ritmo acelerado, explicó Fernández.

Constancia

El monitoreo constante es el arma con que cuentan los bancos para enfrentar el “pitufeo”.

El control les permite detectar irregularidades en el patrón de transacciones que realiza un cliente.

“Conozca a su cliente” es para todos los clientes del banco no para unos pocos. Las operaciones de más de $10.000 son obligatorias, pero es un tema que va más allá de la introducción de la cuenta, es un tema que va asociado al patrón transaccional”, comentó Javier Cascante, superintendente general de Entidades Financieras.

Este trabajo de monitoreo exige importantes inversiones en tecnología que permita llevarle el pulso a los movimientos que los clientes realizan todos los días.

La capacitación al personal, más allá del oficial de cumplimiento, debe ser además continua para asegurar que se aplican los controles.

“En el caso de los controles internos, entre los temas de la regulación que se tratan de resguardar, está la independencia de los oficiales de cumplimiento y de los encargados de monitorear. Ese espacio de independencia me parece que está bien resguardada”, opinó José Luis Arce, presidente del Consejo Nacional de Supervisión del Sistema Financiero (Conassif).

Reforma sin fin

La barrera de “Conozca a su cliente” y otras regulaciones para la detección de capitales ilegítimos requieren ajustes constantes para llevarle el ritmo al crimen organizado.

Si bien en el caso de Liberty Reserve se reportaron las transacciones sospechosas –punto de arranque de los procesos de investigación–, persisten las dudas en torno a la operación de la empresa en terreno nacional.

“Muchos de estos negocios de lavado de dinero no se mueven necesariamente por la red bancaria. La tecnología y el uso de Internet representa un reto”, aseguró Cascante.

Por el momento, se estudian algunos remozamientos al marco normativo que deberá conocer el Conassif en el corto plazo, según estimó.

Un paso más por cerrar los portillos existentes en un proceso sin final.

Línea de defensa

La política de “Conozca su cliente”es una de las principales herramientas del sistema financiero para blindarse contra el capital ilegítimo.

De riesgo: Las entidades debe asignar una categoría de riesgo a cada cliente. Algunos parámetros que se toman en cuenta son nacionalidad y si el titular de la cuenta es una persona expuesta políticamente.

Identidad: El objetivo del formulario de “Conozca a su cliente” es determinar la identidad del cliente bancario. El formulario incluye datos de domicilio y origen de los fondos .

Verificación: Las entidades deben verificar los datos del domicilio del cliente. Esta verificación se debe realizar por medio de recibos de servicios públicos.

Fuente Sugef.

Sostenbilidad y financiamiento