Cualquier persona puede ahorrar, lo importante es conocer qué se debe saber antes de hacerlo y cuál opción es la ideal según su capacidad de ahorro.

Por: María Esther Abissi 11 abril

Cuando se trata de ahorrar, muchas personas desconocen cuál es la opción que les conviene más.

Algunos creen que lo mejor es tener el efectivo guardado y otros consideran que ahorrar no es para ellos, porque tienen muchos gasto, porque creen que no lo necesitan o porque los productos que ofrecen las entidades financieras no se adaptan a sus necesidades.

Lo cierto es que cualquier persona puede ahorrar. Lo importante es lo que se debe saber antes de hacerlo y cuál opción es la ideal no solo según sus necesidades, sino también según su capacidad de ahorro.

 Además del plazo y el objetivo del ahorro, se debe tomar en cuenta el producto que ofrezca mejor tasa, que cuente con plataformas para poder “monitorear” el ahorro y herramientas que faciliten la consulta en línea.
Además del plazo y el objetivo del ahorro, se debe tomar en cuenta el producto que ofrezca mejor tasa, que cuente con plataformas para poder “monitorear” el ahorro y herramientas que faciliten la consulta en línea.

Pero, ¿qué factores hay que tomar en cuenta para elegir la opción adecuada?

1. Objetivos.

Comenzar a ahorrar es mucho más fácil si se establecen objetivos de ahorro a corto plazo (entre uno y tres años) o a largo plazo (ahorros que requieren muchos años o incluso décadas, como ahorros de jubilación, por ejemplo).

"Parte del proceso consiste en decidir cuánto tiempo puede esperar para ahorrar para un objetivo y qué suma desea ahorrar por mes para conseguirlo", afirmó Sheila Villalobos, directora de productos de captación y medios de pago del Banco Nacional.

2. Presupuesto.

Luego de decidir el plazo y los objetivos, es recomendable determinar cuáles gastos son necesarios y cuáles no, y establecer un presupuesto para determinar el monto a ahorrar.

"Muchas veces las personas se dejan llevar por gastos que creen son necesarios pero en realidad no lo son y optan por financiarlos sin tener recursos suficientes para pagarlos, recurriendo al endeudamiento", admitió Villalobos.

Para Mariela Alvarado, gerente de inversiones y depósitos de Scotiabank, lo recomendado es que las personas ahorren un 10% de sus ingresos. Sin embargo, existen productos financieros de acuerdo al monto que desea ahorrar.

infografia

3. Inversión y ahorro.

Al decidir el producto de ahorro o inversión, es importante tomar en cuenta si se quiere ahorrar para un objetivo determinado o si se desea tener el dinero invertido en un mayor plazo para obtener mejores réditos.

Villalobos afirma que lo ideal es ahorrar e invertir al mismo tiempo, ya que entre más ahorre, más dinero adicional puede invertir y por tanto, tener ganancias adicionales.

Para ella, una premisa es esencial:

Además del plazo y el objetivo del ahorro, se debe tomar en cuenta el producto que ofrezca mejor tasa, que cuente con plataformas para poder "monitorear" el ahorro y herramientas que faciliten la consulta en línea.

4. La moneda.

Aunque comúnmente se dice que se debe invertir o ahorrar en la moneda en la que recibe su salario, Alvarado aconseja que las personas tengas ahorros en ambas monedas (colones y dólares), aunque la proporción de cuánto en cada moneda dependerá del objetivo y del plazo del ahorro o inversión.

Si es a mediano plazo para realizar gastos en moneda nacional, la opción más rentable es invertir la mayor parte de los recursos en colones.

Si por el contrario, son ahorros a largo plazo, es recomendable elevar la proporción de los recursos en moneda extranjera.

Finalmente, lo aconsejable si desea obtener mejor rendimiento en sus ahorros, es asesorarse y verificar cuál entidad le ofrece mejores rendimientos en el plazo y producto seleccionado.