Este año, hay fuertes vencimientos en marzo y julio, pero gestión del 2015 ayudaría a Hacienda

Por: María Fernanda Cisneros 20 marzo, 2016
 El mercado ve menos viable que, por el poco atractivo de las emisiones locales en colones, el Gobierno opte por las colocaciones con ahorrantes institucionales en Centroamérica, ahorrantes internacionales y negocios bilaterales.
El mercado ve menos viable que, por el poco atractivo de las emisiones locales en colones, el Gobierno opte por las colocaciones con ahorrantes institucionales en Centroamérica, ahorrantes internacionales y negocios bilaterales.

Este 2016, el Ministerio de Hacienda enfrenta el vencimiento del 14,8% de la deuda pública, uno de los montos más altos concentrado en un solo año.

Sin embargo, desde el 2015, el Gobierno apostó por reducir la presión que podría ejercer la deuda en las tasas de interés del mercado local, con la utilización de canjes de deuda y subastas inversas.

Estas herramientas permitieron un resultado positivo, con lo que aligeraron las obligaciones de este periodo, pero el resultado final dependerá de que el mercado reaccione bien en las subastas y que el Gobierno quizá consiga financiamiento fresco de otras fuentes.

El Financiero | Archivo
El Financiero | Archivo

Hacienda deberá enfrentar pagos por $3.366,74 millones este año, y las mayores presiones están en marzo y julio.

A pesar de las medidas adoptadas el año anterior, la ausencia de los eurobonos y el que los proyectos fiscales estén atascados en el Congreso, empujan a las autoridades a buscar nuevas opciones de fondeo que impidan generar presión en las tasas de interés.

La deuda interna suma vencimientos por $3.284,25 millones al corte de enero de este año, mientras que la deuda externa alcanza $82,5 millones, según datos del sitio web de Hacienda.

Al tomar toda la deuda pública, los vencimientos más fuertes están presentes en marzo y julio.

Empero, desde el 2015, Hacienda inició una serie de estrategias para reducir las presiones de este año, que preocupaban al mercado por presentar una oleada importante de vencimientos.

De entrada, acudió al saldo de los eurobonos, pero como resultó insuficiente, optó por los canjes de deuda y las captaciones para aumentar el flujo de su caja.

La captación directa será de ¢925.000 millones en el primer semestre de este año y será crucial en la estrategia, luego de un segundo semestre de 2015 sin resultados tan positivos.

Los canjes de deuda realizados entre el año pasado y lo que llevamos del 2016, redujeron presiones por vencimientos del presente año en unos $424 millones en monto facial.

En ese periodo, las subastas inversas, que ascienden a poco más de $60,5 millones, representaron otra de las medidas adoptadas.

El calendario de este año muestra la subasta de cinco canjes o subastas inversas en el primer semestre, de las que quedan tres pendientes.

Para este año, Hacienda espera gestionar, mediante canjes y subastas inversas, montos cercanos a ¢300.000 millones ($553 millones), con series que no solo presenten vencimiento en el presente año, sino también en el 2017.

Fondeo y tasas de interés

Como alternativa a la ausencia de Costa Rica en el mercado internacional, el país sigue teniendo acceso a crédito por parte de organismos multilaterales y hay interés de inversionistas internacionales de participar en la adquisición de valores en el mercado local, comunicó Juan Carlos Quirós, director de crédito público del Ministerio de Hacienda.

Por lo pronto, las tendencias del mercado están a favor del fisco, pero habrá que llevarle el pulso a cada evento de captación que realice, sea una subasta, un canje o una subasta inversa, y la respuesta del mercado.

Ante el panorama fiscal, los inversionistas están ansiosos por conocer qué medidas se tomarán sobre el déficit y el manejo de la deuda. En este momento, cualquier mensaje de Hacienda puede ser valorado como un elemento de riesgo.

Si la confianza del mercado gira en contra del fisco, podría comprometer parte del financiamiento para el futuro, explicó Vidal Villalobos, gerente de estudios económicos de Prival Bank.

Los esfuerzos por alargar el perfil de la deuda son bien calificados. Y, la coordinación de las subastas de Hacienda y Banco Central, puede ayudar a que durante una parte del año se pueda manejar la situación sin afectar las tasas, dijo Hernán Varela, jefe de estrategia de Aldesa.