Títulos registran un aumento en su precio en el mercado secundario

Por: Sergio Morales Chavarría y César Augusto Brenes Quirós 2 mayo, 2013

Los más recientes bonos soberanos de Costa Rica fueron comprados, mayoritariamente, por fondos de inversión en Estados Unidos, según los datos dados a conocer este 2 de mayo por parte del Ministerio de Hacienda.

Para el bono con vencimiento al año 2025, el 72% fue adquirido por fondos de inversión y un 14% por fondos de cobertura. En una menor propoción, participaron aseguradoras, bancos y fondos de pensiones.

Respecto al origen de los inversionistas de este instrumento, el 66% pertenece a Estados Unidos, el 19% al Reino Unido, seguido por el resto de Europa y en un 3% por latinoamericanos.

Compradores en el mercado primario del bono soberano de Costa Rica con vencimiento al 2043.
Compradores en el mercado primario del bono soberano de Costa Rica con vencimiento al 2043.

Para el otro de los eurobonos, el que tiene un vencimiento al 2043, la tendencia es similar, aunque hubo una participación un poco mayor por parte de las aseguradoras. Este título lo adquirieron en un 70% fondos de inversión, un 13% fondos de cobertura y un 6% de aseguradoras, además de los bancos, fondos de pensiones y compradores particulares.

También la mayor parte de compradores fueron de Estados Unidos y del Reino Unido.

La emisión de los nuevos bonos de deuda externa ocurrió el pasado 23 de abril y se trató de dos tractos de $500 millones con un rendimiento de 4,375% (2025) y 5,625% (2043).

Precio de los bonos soberanos de Costa Rica
Precio de los bonos soberanos de Costa Rica

Pra este 2 de mayo, el precio relativo de los bonos registraba un incremento en el mercado secundario, según información suministrada por Aldesa Puesto de Bolsa.

El bono al 2025 tenía un valor de 102,067% y el del 2043 registraba 104,271%, precios que terminan por dar un rendimiento más bajo del facial.

Esa tendencia también arrastró al bono con vencimiento al 2023 y que se emitió en noviembre del 2012, pues tuvo un incremento en su precio.

Los analistas del mercado de valores costarricense atribuyen ese aumento de precio a marcada demanda por parte de inversionistas interesados en adquirir el activo y que les fue imposible hacerlo en la subasta.