Diez de las doce compañías de seguros cerraron con resultados positivos en junio pasado; hace un año solo cuatro tenían beneficios

Por: María Fernanda Cisneros 24 agosto, 2014
 Mayoría de aseguradoras privadas ven utilidades netas por primera vez desde el inicio de su operación
Mayoría de aseguradoras privadas ven utilidades netas por primera vez desde el inicio de su operación

Nueve de las once aseguradoras privadas que operan en el país, al fin dejaron de ver números rojos en sus utilidades netas y lograron cerrar con ganancias a junio pasado.

Hace un año, solo cuatro reportaron utilidades.

Estas empresas alcanzaron beneficios en el primer semestre entre ¢51,4 millones y ¢472,7 millones. Seguros Bolívar logró la cifra más baja y Best Meridian Insurance, la más alta.

 Mayoría de aseguradoras privadas ven utilidades netas por primera vez desde el inicio de su operación
Mayoría de aseguradoras privadas ven utilidades netas por primera vez desde el inicio de su operación

Por encima de estas empresas, se sigue ubicando el Instituto Nacional de Seguros (INS), con ¢22.190 millones a favor, lo que le permite controlar la mayor parte del mercado.

En total, la industria obtuvo utilidades por ¢22.301 millones, un 25,1% más que a junio de 2013.

La razón del aumento, en general, es que las aseguradoras están en proceso de consolidación; al menos nueve del total de participantes (entre público y privados) tienen más de tres años de estar en el mercado.

 La mayoría de aseguradoras privadas eliminaron las cifras rojas que se mantenían hasta junio de 2013 en sus utilidades. De las once empresas particulares del sector, solo dos permanecen sin ganancias a junio de este año.
La mayoría de aseguradoras privadas eliminaron las cifras rojas que se mantenían hasta junio de 2013 en sus utilidades. De las once empresas particulares del sector, solo dos permanecen sin ganancias a junio de este año.

Como toda empresa nueva, las operaciones van teniendo un ciclo de maduración o consolidación, por lo que pasar de resultados negativos a positivos está relacionado directamente con la cantidad de años de operación, explicó Tomás Soley, superintendente de Seguros.

Best Meridian Insurance, Pan American Life y ASSA poseen los mejores resultados. Las dos últimas están en el grupo de las firmas que iniciaron su operación desde el 2010; mientras que Best Meridian entró oficialmente en el 2012.

Caso por caso

El Financiero | Archivo
El Financiero | Archivo

En el caso de ASSA, el crecimiento constante del nivel de primas suscritas y el control de los costos de operación y de la siniestralidad, conforman la estrategia para obtener resultados positivos.

Su producto contra robo y fraude de tarjeta de débito y/o crédito es el tipo de seguro que más mueve los ingresos.

Pan American Life ocupó el segundo lugar en generación de ingresos netos. Pero vio reducidas sus utilidades netas a junio de este año, en comparación con el anterior, pues pasó de cerrar el primer semestre del 2013 con ¢1.136 millones, a ¢451,9 millones este año.

El gerente general de Pan American, Alfredo Ramírez, explicó que la causa de la caída sería la incertidumbre que generaron las elecciones a inicio de año y que las pólizas reportaron un porcentaje alto de siniestros.

Aún así, Ramírez afirmó que el año pasado obtuvieron resultados muy positivos que están fuera del rango normal, y que este año volverían a un nivel aceptable.

Pan American Life ha estado más inmerso en la oferta de seguros para multinacionales, tanto de gastos médicos como de vida, lo que ha acaparado un 80% de su cartera.

Sin embargo, la aseguradora apuesta por diversificar su mercado, para lo que apostó desde finales del año pasado por nuevas opciones de seguros individuales y para pymes.

Otra de los casos positivos es Mapfre, que también logró despegarse de los números rojos.

Según, Carlos Grangel, gerente de Mapfre Costa Rica, la razón de la mejora recae en aplicar políticas rigurosas de suscripción y selección de riesgos, así como controlar el gasto interno y la irrupción en líneas de negocio con márgenes positivos.

En tanto, las dos aseguradoras que aún arrastran números en contra, desde su entrada al mercado, son Quálitas y Oceánica de Seguros.

Sin embargo, esta última inició formalmente su participación en este año, por lo que aún tiene un margen de tiempo mientras se posiciona en el mercado.

Por su parte, Quálitas registró a junio de este año sus mayores pérdidas desde que inició su operación en el país, hace más de dos años.

Se intentó conocer la posición de la empresa, pero al cierre de edición aún no había respuesta.

La aseguradora cerró ese mes con ¢1.673,3 millones en contra, mientras que un año atrás la cifra negativa alcanzó solo los ¢50,5 millones.

Más primas colocadas

Un factor que sin duda influye en los resultados del mercado es el ingreso por las primas, que se incrementó en un 22,3% a junio de este año respecto al mismo mes del 2013.

Las primas alcanzaron los ¢304.562 millones.

Pan American, ASSA y Mapfre fueron las que obtuvieron mejores resultados en este indicador en el primer semestre, con ingresos de ¢15.490,2 millones, ¢9.674,5 millones y ¢7.102,7 millones, respectivamente.

En el caso de ASSA, el crecimiento continuo del nivel de primas suscritas se percibe desde el 2011, al igual que Pan American.

A su vez, estas mismas aseguradoras fueron las que reflejaron los gastos por administración más altos, de la mano de Oceánica Seguros.

Aun así, en total, estos egresos cayeron un 36,6% en la industria.

Expectativas positivas

El segundo periodo del año traería resultados positivos, aunque sin grandes cambios, según las expectativas que manejan las aseguradoras.

Se vislumbra un crecimiento real positivo en el mercado entre un 4% y 5%, explicó Soley.

Además, el mayor dinamismo se percibirá en seguros personales, de accidentes, salud y vida.

La segunda mitad del año sería aún mejor que la del primer semestre.

“El año ha estado mejorando, con más actividad económica, sube la cantidad de primas pero también la de reclamos subirá. Esperamos un 20% o 25% de retorno de capitales”, explicó Ramírez, de Pan American.

Esta aseguradora continuaría diversificando su oferta y el próximo año lanzará un plan de gastos médicos menores, del que aún no se dan detalles.

Para ASSA, la expectativa es mantener una posición sólida en primas y en utilidad neta, y a su vez incursionar de forma más agresiva en seguros de personas, enfocados a colectivos de vida y gastos médicos, para medianas y grandes empresas.

La cantidad de operaciones también crece.

Oceánica Seguros ya ingresó al mercado y aún falta que lo haga Lafise, que había anunciado su incorporación al nicho de seguros desde el 2013.

A esta última le faltan algunos requisitos operativos, los que completaría en el tercer o cuarto trimestre de este año. Se desconoce si esperarán a inicios del próximo año para llevar su oferta al consumidor de una forma más agresiva, dijo el superintendente de seguros.

En tanto, aunque la mayoría de aseguradoras ya cuentan con utilidades, esto no significa que ya alcanzaron la estabilidad, sino que es el inicio de un proceso de crecimiento.

“No necesariamente es una situación permanente porque si una entidad empieza a crecer rápido, pronto va a tener que expandir operaciones, contratar más personal, etcétera, lo que le llevará a más gastos”, explicó el superintendente Soley.

Ver un mercado consolidado será posible en unos 10 o 15 años, momento en el que las aseguradoras privadas alcanzarían poco más del 40% del pastel, estimó Soley.