La Bolsa Nacional de Valores registró una variación interanual del 5% en el volumen negociado al cierre de 2015

Por: María Fernanda Cisneros 13 enero, 2016
 INS Valores fue el puesto de bolsa que registró los mejores resultados en el acumulado a setiembre pasado, mientras que Improsa Valores continúa como el puesto de bolsa con los activos más bajos del mercado.
INS Valores fue el puesto de bolsa que registró los mejores resultados en el acumulado a setiembre pasado, mientras que Improsa Valores continúa como el puesto de bolsa con los activos más bajos del mercado.

Al cierre de 2015, el volumen transado en la Bolsa Nacional de Valores (BNV) superó en 5% lo registrado en 2014, luego del impulso que recibió por mayores negociaciones en el mercado secundario.

Las transacciones totales alcanzaron la cifra de $53.877 millones el año pasado, incluyendo al mercado primario, al secundario, y el de liquidez, así como las operaciones de reportos tripartitos y las operaciones.

Al entrar en detalle sobre los principales componentes del nicho bursátil, el mercado secundario fue el que se encargó de dinamizar los resultados el año que recién terminó.

Al corte de diciembre, alcanzó los $8.002 millones en emisiones de deuda, y en total, $26.942 millones incluyendo el resto de operaciones. En general, el dinamismo fue de 23,4% interanual.

En contraparte, el mercado primario registró una cifra de $8.272 millones, apenas 5,8% por encima de lo reportado en 2014 año, en el que se negociaron $7.822 millones.

Las emisiones públicas de deuda, correspondientes a las que son ejecutadas por el Banco Central de Costa Rica (BCCR) y el Ministerio de Hacienda continúan pesando más en el pastel del mercado primario.

Del total del volumen transado, Hacienda toma el 47%, mientras que el BCCR el 20%. Los bancos, por su lado, absorbieron el 28% del monto.

Las operaciones del Gobierno Central alcanzaron los $5.488 millones, luego de un crecimiento interanual de 33,6%.

Por su lado, el nicho privado reportó una rebaja de 25% para un total de $2.783 millones. Además, sigue siendo liderado por las emisiones de deuda del Banco Nacional de Costa Rica (BNCR), que mantuvo casi sin variación el monto transado en el último año.

A este banco, le siguen el BAC San José, Scotiabank, Banco Popular y de Desarrolllo Comunal de Costa Rica (BPDC), y el Banco de Costa Rica (BCR).

Para estos emisores, la subasta continúa siendo el mecanismo de colocación preferido, capturando el 78% del volumen.

Además, el largo plazo supera ligeramente al resto de lapsos, aunque se ubican muy de cerca.