Mercado ve pasar grandes capitales

Alrededor de $600 millones han ingresado al país para especular con el diferencial de tasas de interés


  • Facebook (Recomendar)
  • Tweetea!
  • /finanzas/Riqueza-moneda-local_ELFCHA20130118_0008_5.jpg
    326x204
    Riqueza en moneda local
    / 18 ENE 2013
  • /finanzas/Divisas-generadas-sector-financiero_ELFCHA20130118_0009_5.jpg
    326x204
    Divisas generadas por el sector financiero
    / 18 ENE 2013

index

Al menos dos puestos de bolsa se encargaron de traer dólares del exterior para aprovechar el diferencial local de tasas de interés.

Scotia Valores es uno de los que confirmó que trae recursos con esa intención. El otro es Lafise Valores, aunque este aclaró que se trata de repatriación de capitales que pertenecen a inversionistas locales.

Otras entidades como Sama y Aldesa confirmaron que mantienen el ritmo de ingreso de dinero del exterior a petición de clientes en Costa Rica, pero a niveles típicos o normales.

Detrás de las peticiones de quienes sí han traído dólares con el fin de aprovechar las tasas altas están bancos internacionales. Fuentes bancarias apuntan a Citibank y otras dos entidades.

EF consultó a Citibank en Costa Rica, pero la respuesta de los funcionarios fue que no podían dar la información.

La cifra exacta de dólares han entrado al país con ese propósito es desconocida y las autoridades económicas del país (Poder Ejecutivo y Banco Central) también carecen de un número.

Los cálculos actuales rondan los $600 millones, que transitaron desde el último trimestre del 2012 hasta la semana pasada.

Un dato que puede dar una pista es lo que transa el sector privado financiero en el Mercado de Monedas Extranjeras (Monex), que entre octubre y noviembre negoció $719 millones.

Para traer capitales, los inversionistas externos requieren de alguna entidad que los represente localmente, en especial, si están interesados en valores que solo se negocian en Costa Rica.

Usualmente, se trata de bonos en colones, pues son los que ofrecen mayores rendimientos.

En las últimas seis subastas de bonos en colones del Ministerio de Hacienda, el puesto de bolsa de Citibank, por ejemplo, ha comprado el 52% de ¢234.380 millones.

El tipo de cambio estable y la diferencia entre los rendimientos locales y extranjeros son los principales atractivos para los inversionistas.

Por ejemplo, con una inversión hecha a inicios del 2012, la ganancia dolarizada de un bono costarricense a tres años plazo es 8,28 puntos porcentuales más alta respecto a otro del Tesoro de Estados Unidos.

Estos instrumentos deben ser adquiridos mediante la operación de un puesto de bolsa que, a su vez, se encarga de convertir los dólares de los inversionistas en colones.

Son precisamente ese tipo de transacciones las que presionan el tipo de cambio y hacen que el dólar esté pegado al límite inferior de la banda cambiaria.

Todo lo anterior activó las alarmas del BCCR y de Casa Presidencial, y anunciaron una lista de medidas para controlar el ingreso de esos capitales.

Pocos lo hacen

De casas de bolsa consultadas por EF, la mayoría señaló que no han realizado operaciones que respondan a peticiones de clientes en el exterior.

Sama Puesto de Bolsa, INS Valores, Lafise Valores, Mercado de Valores y BCR Valores son algunos de lo que niegan demandas de clientes en el exterior.

Uno de los que sí reconoció haber gestionado inversiones desde el exterior fue Scotia Valores. Su gerente de estudios económicos, Vidal Villalobos, afirmó que han tenido solicitudes de Estados Unidos, Puerto Rico, Israel, El Salvador, Panamá y Canadá.

Otro de los comportamientos es la repatriación de capitales de inversionistas locales, motivados también por las mayores ganancias que pueden obtener aquí.

En total, dijo Villalobos, manejaron entre $20 y $30 millones.

“Conocemos de otros operadores internacionales (bancos que tienen representación en el país) que han ingresado cerca de $400 millones para realizar el negocio especulativo”, agregó Villalobos.

El gerente de Lafise Valores, Melvin Garita, reconoció que han realizado algunas repatriaciones de clientes domiciliados en Costa Rica, pero que esto depende de las inversiones que posean afuera, pues son los más conservadores quienes tienden a regresar.

Douglas Montero, gerente de mercado internacional de Mercado de Valores, dijo que algunos clientes en el extranjero han hecho solicitudes, pero que, al final, no las tramitan debido a que estos inversionistas también buscan entidades que sean custodios internacionales de los valores que compran.

Los inversionistas que hacen estas operaciones usualmente son fondos de inversiones, de pensiones y compañías de seguros, que tienen la capacidad de asumir los riesgos cambiarios y realizar operaciones locales.

Jerarcas del BCCR manifestaron que se trataba de entidades que hacían instrumentos especiales que emulan los bonos que compran de manera local.

INCLUYA SU COMENTARIO