Decisión obedece a la falta de consenso político para atacar el problema fiscal y reducir el peso de la deuda pública

Por: Édgar Delgado Montoya 8 febrero, 2016
 Cambios. En enero del 2016 se espera que esté en funcionamiento el puesto de bolsa Prival Securities, mientras que Scotia Valores reducirá operaciones.
Cambios. En enero del 2016 se espera que esté en funcionamiento el puesto de bolsa Prival Securities, mientras que Scotia Valores reducirá operaciones.

La calificadora de riesgo internacional Moody's Investor rebajó este lunes 8 de febrero la perspectiva sobre la deuda soberana de Costa Rica, de estable a negativa, pero mantuvo la calificación de riesgo en Ba1.

De acuerdo a un comunicado emitido por la firma, la reducción obedece a que la falta de consenso político para reducir el déficit fiscal continuará poniendo presión sobre el peso de la deuda del Gobierno.

Esta decisión significa un cambio respecto a la posición que anuncio Moody's en junio del año pasado, cuando más bien había afirmado tanto la calificación como la perspectiva de la deuda costarricense.

La entidad explicó que la deuda del Gobierno alcanzará un 47% del PIB este año y ha crecido cada año desde el 2008, cuando se encontraba a la mitad de ese nivel (25%). Lo anterior es producto de un creciente déficit fiscal, el cual se ha mantenido en un promedio de 5,1% del PIB desde el 2010 y que podría llegar al 6% en ausencia de una reforma tributaria.

Precisamente, el Ministerio de Hacienda anunció el 20 de enero pasado que el faltante fiscal fue de 5,9% del PIB en el 2015 y que rondaría entre 5,7% y 6,2% en este 2016.

Moody's estima que las necesidades de financiamiento del Gobierno rondará el 12% del PIB este año y que, en ausencia de una reforma, esas necesidades continuarán subiendo durante el 2017.

La mayoría de este financiamiento, indica la firma, se captaría localmente (un 11%), lo cual representa un incremento en años recientes, pues en el 2013 reprsentaba un 6,2% del PIB.

No obstante, Moody's mantuvo la calificación de los bonos en Ba1 basado en tres aspectos: la fortaleza económica del país, cuyo PIB per cápita (hoy en $14.919) es casi el doble de otros países con calificaciones similares. Adicionalmente, por nuestra fortaleza institucional y la poca vulnerabilidad a shocks externos, debido a que el déficit de la cuenta corriente es financiado principalmente con inversión extranjera.

Moody's espera que el PIB de Costa Rica ronde el 4% este año, empujando por la inversión y el consumo privado. El Banco Central estima que rondará el 4,2% en el 2016, muy por encima del 2,8% alcanzado el año pasado.

En cuanto a los riesgos, la calificadora apuntó la alta dolarización financiera. En este momento, la totalidad de los depósitos en dólares representa un 105% de todas las reservas monetarias y de los activos en moneda extranjera de los bancos, más del doble de otros países con calficación similar.

La firma considera que improbable un aumento en la calificacion de riesgo del país. "Sin embargo, podemos estabilizar la perspectiva si el Gobierno adopta ajustes presupuestarios estructurales, como aumentar el impuesto sobre la renta, recortar gastos o realizar una combinación de ambos, lo cual podría revertir el incremento en los niveles de deuda del gobierno", agregó el comunicado.

Advirtió que un mayor deterioro de las cuentas fiscales y un incremento en la deuda pública impulsaría una rebaja mayor en la calificación de riesgo, al igual que un mayor riegso en el sistema financiero o un incremento significativo en la dolarización financiera.