Aseguradoras esperan repuntar con nuevas oferta de seguros personalizados

Por: María Esther Abissi 14 mayo
 Negocio de seguros personales frenó su crecimiento en lo que va del 2017
Negocio de seguros personales frenó su crecimiento en lo que va del 2017

Los seguros personales están creciendo a un ritmo mucho menor al del 2016, influenciado por factores propios del mercado.

Empero, las empresas siguen optimistas y esperan un repunte al cierre de este año.

Entre febrero del 2015 y febrero del 2016, las primas de seguros personales (que incluyen seguros de vida, accidentes, seguros funerarios, de viaje, de accidentes y de protección múltiple) registraron un crecimiento del 50%.

Sin embargo, en los últimos 12 meses aumentaron solo un 15%.

Este menor dinamismo se da principalmente porque muchos de los productos que ofrecen las aseguradoras no son conocidos por los clientes nacionales. Además, adquirir un seguro personal privado aún no es prioridad para muchas personas.

Sin embargo, las aseguradoras ven en el mercado nacional un nicho lleno de posibilidades, aunque todavía existen varios obstáculos por derribar para atraer a nuevos clientes.

Para Marjorie Rivera, jefa del departamento de Investigación y Desarrollo de Productos del Instituto Nacional de Seguros (INS), los clientes cuidan mucho la inversión de sus recursos y esa decisión es la que provoca que la adquisición de seguros personales no sea una prioridad, porque no son de carácter obligatorio y lo ven como un lujo.

“Al vivir en un país con seguro social obligatorio, muchas empresas y personas consideran que un seguro privado no es una prioridad”, afirmó Rivera.

Además, para el sector, surgen algunas amenazas importantes como el incremento de los gastos médicos y el alto costo regulatorio de las entidades que hace que los costos de los seguros se eleven.

Otro factor que preocupa a las empresas aseguradoras es el incremento del tipo de cambio del dólar y la inflación médica, que elevaría los costos de las primas haciendo que los clientes migren a otro tipo de seguros y cancelen sus pólizas.

Hoy en día, los clientes cuentan con mayor información y conocimiento sobre los seguros, lo que incide en la decisión de compra y en la selección de la empresa que administrará ese contrato, una situación que no ocurría antes.

Eso provoca que las empresas modifiquen sus servicios de seguros personales para adaptarse a las nuevas necesidades del mercado.

“Existe un mito de que los seguros personales, como los de vida y salud, son muy costosos o inaccesibles, pero actualmente existe una gran oferta de estos productos y brindan la posibilidad de adaptarse al bolsillo de cualquier tipo de cliente”, afirmó Sebastián Tellechea, gerente de Pan-American Life.

Pese al comportamiento que han tenido los seguros personales en los primeros meses de este año, fueron los que más crecieron durante todo el 2016.

Las primas brutas de los seguros personales ascendieron a ¢187.911,6 millones, repartidos entre 10 empresas. Se trata de un crecimiento del 30% respecto del año anterior.

Le siguieron los seguros generales, que registraron un crecimiento de 11% y alcanzaron ¢314.826,7 millones en primas entre las nueve empresas que ofrecen este servicio.

Por su parte, las primas de seguros obligatorios –ofrecidos exclusivamente por el INS– fueron las que reportaron menor crecimiento: sumaron ¢151.390 millones en primas, un 10% más que el año anterior.

Las primas de seguros obligatorios fueron también los que más decrecieron durante el 2015, al registrar una variación negativa del 29%. En ese año, los seguros generales crecieron un 3% y los personales también decrecieron (-6%).

infografia
Buenas expectativas

Fernando Víquez, gerente de la aseguradora Sagicor, cree que el 2017 será un buen año para los seguros personales y mantiene una expectativa positiva.

Para él, el mercado seguirá creciendo hasta tanto existan “muchas más personas que cosas aseguradas voluntariamente”.

Con esto se refiere a que, particularmente, en su empresa, se contabilizaba que el 48% de los seguros era sobre bienes (casas, carros y otros) y solo el 29% era de personas que tenían algún plan de seguro de vida, salud o enfermedad, al cierre del 2016.

“En Costa Rica, hay compañías muy buenas que estamos tratando de explotar el mercado que hay y crear nuestros nichos a través de mejores ofertas”, aseguró Víquez.

Rivera, por su parte, comentó que la captación de nuevos segmentos y nuevos productos en la línea de servicios de seguros personales será lo que determine el crecimiento este año.

“Los seguros personales han evolucionado no solo como un seguro de vida, sino como una solución para enfrentar el tema de enfermedad, incapacidad o algún accidente, por lo que allí se pueden encontrar las próximas oportunidades del sector”, dijo.

Otro de los factores que creen que es indispensable para que el negocio siga creciendo es que exista mayor educación, tanto de los intermediarios como de los consumidores, sobre las alternativas de seguros para que cada cliente pueda elegir exactamente el seguro que necesita de acuerdo con sus posibilidades.

Para Tellechea, el siguiente paso de la industria será crecer en el segmento de seguros individuales y pymes para coberturas de seguros de vida, salud y accidentes personales.

“Este tipo de seguros tiene muy baja penetración hoy en día, pero estamos seguros de que son el futuro de la industria”, aseguró Tellechea.