Jerarca defiende actuación de la entidad en el reciente periodo de volatilidad en el valor del dólar

Por: Sergio Morales Chavarría y César Augusto Brenes Quirós 14 junio, 2016

El presidente del Banco Central de Costa Rica (BCCR), Olivier Castro, aseguró que el movimiento del tipo de cambio nominal (un posible incremento) no resuelve los problemas de desempleo ni impulsa aún más el crecimiento económico del país.

Castro reaccionó de esa manera ante el comunicado publicado el pasado 13 de junio en La Nación, firmado por Andrés Gamboa y en el que se dijo textualmente que "el Banco Central de Costa Rica despreocupado ante la producción, empleo y competitividad nacional", palabras que firmaba "el sector productivo".

"En los informes del Fondo Monetario Internacional, del Banco Mundial, del Banco Interamericano de Desarrollo, y en los trabajos que hacemos en el Banco Central, tenemos evidencia de que el tipo de cambio no resuelve el problema de crecimiento y el problema de desempleo, con el porcentaje de devaluación que sea. El BCCR tiene una función que se llama estabilidad. La función del Central no es de desarrollo, aunque sí tiene que tomarla en cuenta porque el Banco contribuye con el desarrollo al crear condiciones macroeconómicas adecuadas".

Castro también participó el lunes pasado en una sesión de preguntas y respuestas en vivo en la página de Facebook de EF y en el que comentó acerca del movimiento reciente que ha tenido el valor del dólar. En la actividad también participó el director de la división económica, Róger Madrigal.

Castro y Madrigal insistieron en que el Banco Central ha continuado con su política sobre el mercado cambiario, la cual implica la intervención en el Mercado de Monedas Extranjeras (Monex) en caso de que perciban movimientos abruptos o violentos en las cotizaciones del dólar.

También afirmaron que el Monex se confirma como un mercado residual, que es donde los intermediarios cambiarios llevan los sobrantes o faltantes de dólares, pues los mayores montos los manejan en las ventanillas, es decir, directamente con sus clientes.

"Lo que afirmado cada vez que me lo preguntan, el Banco no tiene ninguna decisión de que el tipo de cambio sea fijo. (...) En un país que tiene una inflación controlada, ¿por qué el tipo de cambio debe andar pegando brincos?. Tal vez no tienen relación directa, pero si la economía tiene cierto nivel de estabilidad, el tipo de cambio debe reflejar cierta estabilidad", agregó Castro.

El jerarca también recalcó que una devaluación, sin importar su magnitud, tiene poco efecto sobre la producción. "Hicimos algunos cálculos sobre qué pasaba si había una devaluación de un 5%. Se corrieron los modelos y el impacto sobre el empleo era cero y el impacto sobre el crecimiento, igual, cero".

"Al Banco Central sí le preocupa el tema del desempleo y el de crecimiento. Ahora, el Central, en aras de contribuir con estos dos problemas, lo que le corresponde es crear condiciones de estabilidad apropiadas para que el sector provado pueda operar normalmente y pueda hacer un cálculo económico fácil y tomar las decisiones correspondientes sin que se vea amenazado por una inflación alta o la incertidumbre", añadió Castro.