Menos personas se trasladan de operadora de pensiones

Cambio de reglamento, en noviembre, disminuyó flujo de movimientos


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Poco más de 1.000 afiliados a una operadora de pensiones complementarias decidieron cambiarse de administradora durante el primer mes de este año. Esta cifra es 14 veces más baja a la de un año antes, según registros de la Superintendencia de Pensiones (Supen).

El monto trasladado también ha sufrido una disminución, pues pasó de un promedio mensual de ¢24.000 millones en los primeros 10 meses del 2012, a ¢2.500 millones ahora.

Desde noviembre pasado, la cantidad de personas que cambian de operadora se redujo notablemente tras la emisión, por parte del Sistema Centralizado de Recaudación (Sicere), de nuevos lineamientos que regulan los traslados.

Con el cambio, las personas que desean cambiar de operadora de pensiones deben hacer esta solicitud en la misma entidad en la cotizan y no en la entidad a la que piensan trasladarse. Antes bastaba con visitar la nueva operadora de fondos para solicitar el cambio.

Dicha medida busca evitar que las personas decidan moverse de operadora de pensiones sin estar suficientemente informadas, o bien, que sean víctimas de un traslado fraudulento.

"El cambio beneficia a los afiliados porque los traslados de una operadora a otra tienen un costo indirecto para el trabajador. Si bien no se le cobra por cambiarse de operadora de pensiones, lo cierto es que los costos de estar trasladando fondos los cobra el Sicere a las operadoras y estas los pasan al afiliado mediante mayores comisiones de administración", explicó Mauricio Ávila, intendente de Pensiones.

A manera de ejemplo, el funcionario comentó que tras la medida las operadoras Vida Plena y CCSS OPC disminuyeron su comisión.

Sostenbilidad y financiamiento