Rendimientos de los fondos de pensiones mejoraron en los últimos meses

La presión del Gobierno Central en el mercado financiero disminuye y beneficia a los fondos de pensión

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes
  • Gráficos
  • /finanzas/operadoras_de_pensiones-regimen_obligatorio_de_pensiones-ROP-Supen-rendimientos-rentabilidad_ELFCHA20150605_0001_5.jpg
    326x204
    Gráfico: Rendimiento de los fondos de pensiones
    / 05 JUN 2015

index

Los fondos del Régimen Obligatorio de Pensiones (ROP) perciben un repunte en sus rentabilidad desde diciembre del año pasado.

Al cierre de abril, la renta real de las Operadoras de Pensiones Complementarias (OPC) se ubicó en promedio en 6,63%, 4,5 puntos porcentuales más en comparación con diciembre del año pasado.

Aun así, los rendimientos están muy lejos de ubicarse en los niveles reportados en 2013, pero por ahora dejaron atrás la tendencia en picada que registraron a lo largo del 2014.

De hecho, abril fue el mes que más empuje le ha dado a las arcas de estos fondos.

Este año, el panorama ha mejorado: una menor presión del Gobierno en el mercado financiero (lo que favorece la estabilidad en las tasas de interés) y los niveles bajos de inflación es lo que explica el horizonte más promisorio para estos portafolios.

De mantenerse estas condiciones, los fondos de las operadoras podrían percibir más ganancias en lo que resta de 2015.

Aún así, la valoración que hacen las administradoras tiene algunos matices de incertidumbre sobre si es posible mantener el alza en un mediano plazo.

Los fondos incluyen los aportes de sus afiliados, los recursos financieros de las operadoras y las ganancias provienen de las inversiones que realizan.

Al echar un vistazo hacia atrás, la rentabilidad de los fondos de pensiones reportó un fuerte empuje a finales de 2012 y logró ubicarse en niveles cercanos al 15% en la mitad del 2013, según datos de la Superintendencia de Pensiones (Supen).

Sin embargo, al finalizar ese año, el paisaje fue cambiando hacia menores resultados.

Las ganancias tocaron fondo en el segundo semestre del 2014, con cifras hasta de 1%.

Ese resultado desalentador llegó en medio de un ambiente caracterizado por un mayor déficit fiscal que ayudó al alza de las tasas de interés. A esto se sumó la incertidumbre sobre las elecciones presidenciales y la orientación de un nuevo equipo económico al mando del país.

Empero, desde diciembre del año pasado, las continuas caídas de rendimientos empezaron a revertirse. En ese período, todos los fondos de pensiones han percibido alzas de al menos 4 puntos porcentuales en sus rentabilidades.

Vida Plena, del Magisterio Nacional, fue la operadora que más vio crecer sus rendimientos, al pasar de 1,77% en diciembre a 6,49% al cierre de abril pasado.

A esta institución, le siguen Popular Pensiones, BCR Pensiones y la operadora de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS OPC).

BN Vital fue la que reportó una menor alza, pero no está muy lejos del resto de operadoras.

Actualmente, sus fondos cuentan con una rentabilidad de 6,65%, tras un repunte de 4,19 puntos porcentuales entre diciembre y abril pasado.

En tanto, la CCSS OPC alcanzó el porcentaje más alto, con un 7,18%.

Cabe destacar que, además del rendimiento real anual, el resultado histórico real muestra la rentabilidad generada por el fondo desde que fue creado hasta el mes del cálculo.

En abril de este año, este indicador se ubicó entre 4,17% y 5,16%, muy cerca del resultado de diciembre pero con una leve tendencia al alza.

Mercado con pocas presiones

Los mejores rendimientos en beneficio de los afiliados han llegado, en parte, por una baja inflación, medida por la variación interanual del Índice de Precios al Consumidor (IPC).

Este indicador ha reportado caídas desde diciembre del año pasado que lo han llevado a pasar de 5,13% en ese mes, hasta 0,97% en mayo pasado.

El Banco Central de Costa Rica (BCCR) había alertado sobre la posibilidad de que se ubicara por debajo del rango meta (entre 3% y 5%) de forma temporal, y la expectativa es que esto se mantenga por varios meses.

El rendimiento real de los fondos es producto de la rentabilidad nominal y de la inflación, razón por la que una baja variación del IPC influye en su resultado.

Esa rentabilidad nominal ha aumentado a causa de mayores plusvalías en los instrumentos que componen las carteras de inversión de los fondos, explicó Mauricio Rojas, gerente de BCR Pensiones.

El alza en las ganancias de capital de los fondos de pensiones es producto de la disminución en los rendimientos que el Banco Central y el Ministerio de Hacienda han asignado a sus subastas.

Lo anterior, provoca que aumenten los precios de los títulos valores en el mercado financiero, lo que se traduce en mayores ganancias y rendimientos de los fondos de pensión, explicó Jorge Vargas, jefe de la división financiera de Vida Plena.

Las subastas del Gobierno Central con rendimientos cada vez más bajos también están motivadas por una inflación en niveles históricamente bajos. Además, se le suma el hecho de que cuentan con recursos suficientes para un manejo más holgado de su política fiscal, en parte por la colocación del último tracto de eurobonos.

Por ello, ejerce una menor presión y disminuye el costo de sus captaciones.

A estos factores, se suma la estabilidad e, inclusive, la baja de las tasas de interés locales.

“Esta baja en las tasas de interés conlleva a un incremento en la valoración de precios de mercado y, por lo tanto, en el valor de los portafolios, lo cual incide directamente en la rentabilidad de los portafolios”, explicó Marvin Rodríguez, gerente de Popular Pensiones.

Las operadoras de pensiones tienen sus reservas respecto a si la tendencia alcista de los rendimientos se mantendrá.

Por el lado de las tasas de interés, pareciera que por el momento no habrá presión.

La Tasa Básica Pasiva (TBP) marca una tendencia hacia la baja y no se espera que las tasas de interés en los Estados Unidos comiencen a marcar una tendencia hacia el alza, dijo Héctor Maggi, gerente de CCSS OPC.

Según las OPC, en caso de mantenerse las condiciones económicas actuales, los rendimientos se mantendrían estables de aquí a final de año. Inclusive, mientras el Gobierno no ejerza presión en el mercado, habrá espacio para mayores ganancias.

A la vez, el déficit fiscal será una variable por considerar.

Aun así, no hay razones macroeconómicas que permitan pensar en rentabilidades tan positivas como las vistas en 2013.

Sostenbilidad y financiamiento