Las acciones de ExxonMobil perdieron 2,55% de su valor en la sesión hoy, liderando el retroceso que afectó a todo el sector energético

Por:  5 enero, 2015

Una nueva caída en el precio del petróleo arrastró duramente el lunes a las acciones del sector de la energía en Wall Street, luego que el precio del crudo cayera brevemente por debajo de $50 el barril.

El petróleo de Texas cerró la sesión con un precio de $50,04 y llegó a registrar un mínimo de la sesión de $49,77, un precio no visto al cierre desde el 29 de abril de 2009.

Otras acciones también descendieron debido a las preocupaciones de que la caída pudiera indicar una mayor debilidad de la economía global y posiblemente conducir a un descenso más amplio y peligroso en otros precios de la economía.

Entretanto, el euro bajó a un mínimo en nueve años frente al dólar luego que surgieron dudas entre los corredores de que Grecia pudiera abandonar la moneda común. Los mercados europeos cerraron con fuertes pérdidas.

Según datos al cierre de las operaciones, el Dow Jones cedió 331,34 puntos, hasta las 17.501,65 unidades, lejos del récord de 18.053,71 alcanzado el pasado 26 de diciembre.

Por su parte, el selectivo S&P 500 perdió un 1,83 % o 37,62 puntos, hasta los 2.020,58 enteros, muy por debajo de la marca histórica que obtuvo el pasado 29 de diciembre, de 2.090,58 puntos.

La sesión de hoy es la cuarta consecutiva en que ambos indicadores cierran con pérdidas. Su descenso de este lunes es el peor en un solo día en tres meses.

Finalmente, el otro indicador importante del mercado, el índice compuesto del mercado Nasdaq, terminó con un descenso del 1,57% o 74,24 puntos, hasta las 4.652,57 unidades.

Las pérdidas contagiaron a todos los sectores, especialmente en áreas claves de la producción. La caída peor fue la del sector energético, que cerró con un descenso del 4,00 %, seguido por el de materiales básicos (-2,61%) y del sector industrial (-2,12%) .

Dentro del grupo del Dow Jones, sólo un título se salvó y cerró en positivo, la farmacéutica Merck (+1,49%), mientras que Coca-Cola terminó completamente plano.

Los otros 28 títulos del Dow Jones terminaron en rojo, encabezados por el grupo industrial Caterpillar (-5,28%), con importante presencia en el sector energético, seguido de la petrolera Chevron (-4,00%) y del grupo financiero Goldman Sachs (-3,12%) .

Los analistas coincidieron en que la caída de hoy se debe a un nuevo desplome del precio del petróleo, que en el caso del crudo de Texas, de referencia en el mercado de Estados Unidos, fue del 5%, hasta niveles no vistos en más de cinco años.

Otra petrolera incluida en el Dow Jones, ExxonMobil, perdió hoy un 2,55% y fue la que más volumen de operaciones tuvo en el sector energético. En el caso de ConocoPhillips, otra firma del sector, la caída fue del 4,76%.

Los comentaristas financieros venían anticipando un descenso de Wall Street en las primeras jornadas del año, después de las alzas que hubo en las últimas semanas y especialmente en los últimos días por las compras de última hora.

Ese descenso que se había previsto, sin embargo, se vio agudizado este lunes por la nueva caída del precio del petróleo, que el año pasado perdió la mitad del nivel máximo al que había llegado en el ejercicio de 2014.