El consumo de las familias decreció 2,5 puntos porcentuales en relación al mismo periodo del año pasado

Por: María Esther Abissi 29 septiembre

El Producto Interno Bruto (PIB) de Costa Rica registró una variación anualizada de 3,5% durante el segundo trimestre de este año, según las cifras publicadas este vienes 29 de setiembre por el Banco Central en su sitio web.

Es un resultando ligeramente menor respecto al del año anterior.

Actividad económica ha mostrado menor crecimiento este año que durante el año anterior.
Actividad económica ha mostrado menor crecimiento este año que durante el año anterior.

El dato responde a una mayor demanda externa y a la contribución del consumo final, tanto en hogares como del Gobierno, según explicó el Central en un comunicado.Pese al crecimiento en la actividad económica, durante el segundo trimestre, se dio una desaceleración del consumo de los hogares.

Entre abril y junio de este año, esta gasto creció 1,9%, mientras que el año pasado alcanzó un 4,4% durante el mismo período.

Varios factores pueden explicar esa desaceleración del gasto de las familias.

Primero, la inestabilidad del tipo de cambio del dólar, que ha estado presente durante el primer semestre del año, especialmente en mayo cuando el precio del dólar llegó a ¢598 para luego comenzar una tendencia a la baja incentivada por las intervenciones del Banco Central.

También el comportamiento de la inflación que, aunque mermó en este segundo semestre, aun se estima que llegará al menos al límite inferior del rango meta del Central (2%). A esto se suma la tendencia al alza de las tasas de interés.

Estos elementos podrían estar mermando en las expectativas de los consumidores y por ende, afectando la confianza.

El comportamiento de la actividad económica durante el trimestre está asociado a un aumento en la demanda externa en bienes y servicios.

En bienes destacaron las ventas de piña, azúcar, productos de hierro y equipo e implementos médicos.

En cuanto a los servicios, predominó el ingreso de turistas y los servicios empresariales, que continúan siendo el principal responsable del crecimiento.

Durante el segundo trimestre el mayor dinamismo lo tuvieron las actividades de transporte y almacenamiento, que pasaron de 5,5% en el 2016 a 8,8% en el 2017.

Agricultura, silvicultura y pesca también tuvo un ligero crecimiento, pasando de 3,3% en el segundo trimestre del 2016 a 4,6% este año, al igual que ocurrió con la industria manufacturera, que pasó de 4,6% a 5,3% en el mismo período.

Sin embargo, construcción tuvo un decrecimiento de 16,7% este año.

Balanza de pagos

En cuanto a los datos de la balanza de pagos, el endeudamiento del país alcanzó 0,6% con respecto al PIB, ligeramente superior al año anterior, que fue de 0,5%.

La cuenta de bienes tuvo un déficit de $1.053 millones durante el segundo trimestre del año, 16,4% menor a lo observado en el mismo período del 2016.

Esta situación responde principalmente al aumento en las ventas externas y a la disminución de las compras externas de bienes.

La cuenta de servicios tuvo una leve reducción en su superávit con respecto al año pasado, principalmente por mayores salidas de viajeros y por pagos por el uso de propiedad intelectual.