Banco esperaba alcanzar ganancias entorno a los ¢53.000 millones, hasta dentro de cuatro años pero lo logró en 18 meses

Por: María Fernanda Cisneros 17 enero
El Plan Estratégico del BCR registró resultados antes de lo previsto. El Banco esperaba alcanzar la utilidad obtenida en 2016, en un periodo de cuatro años y no en 18 meses.
El Plan Estratégico del BCR registró resultados antes de lo previsto. El Banco esperaba alcanzar la utilidad obtenida en 2016, en un periodo de cuatro años y no en 18 meses.

El Banco de Costa Rica (BCR) registró en 2016 las utilidades históricas más altas, luego de un crecimiento de 95%, lo que lo posiciona en el primer lugar en ganancias netas de toda la industria financiera.

Para el Banco estos resultados surgen luego de la aprobación del Plan Estratégico, a mediados de 2015, que impulsó una serie de cambios en pro de la eficiencia, que incluyen el desarrollo de nuevas marcas (como Kristal), una estrategia de banca digital y una gama de cambios organizacionales.

Según Mario Barrenechea, gerente del BCR, hay diversos factores que ayudaron a obtener un resultado positivo pero exaltó el apoyo del personal en la aplicación de ese plan.

El Banco presentó estos resultados en un encuentro con la prensa la mañana de este martes.

Entre tanto, los resultados del BCR en 2016 lo ubican en una posición muy diferente de la que vivió un año atrás.

En 2015, la entidad bancaria atravesó un periodo difícil de ganancias sin tanto dinamismo, pero que al mismo tiempo los impulsó a la necesidad de remozarse y apostar por novedades.

En los años anteriores al 2015, el banco acumuló debilidades importantes a pesar de mostrar altos crecimientos en su cartera de crédito, explicó el comunicado brindado a la prensa.

Paola Mora, presidenta de la junta directiva del BCR, explicó que "queremos ser el banco más sólido y más grande del país, poco a poco. Vamos empezando con el tema de las utilidades y pensamos que los resultados nos dicen que efectivamente el camino que tomamos fue acertado".

Mora añadió que a pesar de los resultados obtenidos, en este 2017, van a hacer revisiones sobre dónde están las oportunidades de mejora de la organización.

Una de esos puntos débiles es el tema tecnológico, en donde el banco tiene un rezago de más de 20 años, por lo que es un tema importante para la junta directiva del BCR.

Por su lado, Barrenechea afirmó que el banco más importante de este país es 40% más grande que el BCR, y aún así la entidad obtuvo las mejores utilidades en 2016. "Si yo fuera la competencia estaría asustada", añadió.

Resultados 2016

El resultado final del BCR concluyó el 2016 en ¢53.520 millones, luego de un crecimiento de 95% respecto al año previo.

Estas cifras ocurren mucho antes de lo esperado. "Esperábamos que ocurriera cuatro años después de la puesta en marcha del plan estratégico y no 18 meses después", explicó Mario Barrenechea, gerente del BCR.

Estas utilidades representan la cifra más alta que ha visto el BCR en su historia. La más cercana fue vista en 2008, con un monto de ¢32.600 millones, indicó Leonardo Acuña, subgerente de Finanzas del banco.

Además, es la segunda vez que el banco percibe utilidades que lo ubican en el primer puesto de entre todos los bancos. La primera ocasión fue hace unos 20 años.

Un mayor dinamismo de sus ingresos por intermediación financiera, mientras que los gastos de este rubro cayeron explican parte del resultado positivo obtenido en 2016. Además, los gastos administrativos obtuvieron una reducción gracias a la caída de los egresos de personal.

El patrimonio del BCR alcanzó los ¢482.239 millones, tras un repunte de 12% en el último año.

Asimismo, la cartera de crédito de esta entidad bancaria registró un dinamismo de 6%, con un mayor dinamismo en dólares (8%), respecto a los colones (2%).

Estrategia

La creación de nuevas marcas, los cambios en el personal, la digitalización y otros son parte de un nuevo modelo de negocio que ha aplicado el Banco desde 2015 al presente, con el fin de mejorar sus finanzas.

En diciembre de 2016, el banco lanzó Tucán, la tercera marca que lanza el BCR, después de Kristal, banca dirigida a mujeres, y Esfera, especializada en fideicomisos de obra pública.

Además, el BCR desde ya se traza la meta de continuar con su estrategia de marcas, por lo que esperan anunciar líneas de productos especializadas en millenials, tarjetas de crédito y población de zonas rurales.

Al mismo tiempo, el banco acordó la eliminación de pluses salariales y otros entre 2015 y 2016.

En setiembre de 2016, el banco y la Unión de Empleados del Banco de Costa Rica (Unebanco) formalizaron el acuerdo para que cerca de 860 funcionarios cambiaran, voluntariamente, del esquema de salario base más pluses, al salario nominal o salario único.

Este acuerdo fue posible al añadir un artículo transitorio a la cuarta convención colectiva de trabajo, es decir, un contrato entre representantes de las empresas y de los trabajadores, cuyo objetivo es definir condiciones en las cuales se realizan las labores.

En 2015, el BCR adoptó planes de movilidad laboral, al que se acogieron cerca de 280 funcionarios, y la eliminación de algunas gerencias, lo que en conjunto permitió un ahorro de ¢8.000 millones y anunció que reduciría el salario del 22% de su planilla desde agosto de este 2016. La entidad le ofreció una indemnización económica al grupo de 864 trabajadores, que actualmente están bajo la estructura de salario base más pluses, con el fin de que opten por la movilidad laboral voluntaria.

Las negociaciones del banco con sus trabajadores iniciaron desde antes. Otro cambio importante se dio el 21 de julio de 2015, cuando el BCR concluyó el proceso de negociación de las condiciones de su convención, con el fin de recortar los beneficios laborales de los trabajadores.