Tras una baja, el último bono soberano emitido por Costa Rica tuvo una tendencia al alza este lunes y se mantiene por encima del 100%

Por: María Fernanda Cisneros 9 marzo, 2015
 A inicios del próximo año el Ministerio de Hacienda planea otra emisión de eurobonos. Esto libera presión que se podría generar en el mercado.
A inicios del próximo año el Ministerio de Hacienda planea otra emisión de eurobonos. Esto libera presión que se podría generar en el mercado.

El precio del nuevo bono de deuda externa (eurobono), correspondiente a la última colocación de $1.000 millones, reportó una ligera baja entre el viernes y el este lunes 9 de marzo, pero se mantiene por encima del 100%.

Esto significa que el título ha tendido a aumentar ligeramente de precio en sus primeros días en el mercado.

El jueves 5 de marzo, se colocaron los últimos $1.000 millones en eurobonos de la autorización otorgada al Poder Ejecutivo mediante la Ley 9070, de setiembre del 2012. Esta ley definió un giro máximo $4.000 millones.

El nuevo eurobono, con vencimiento al 2045 (30 años), reportó un rendimiento de 101,50% el mismo día de la emisión; al día siguiente pasó a 100,20% y este lunes su nivel fue de 100,49%.

Según Aldesa, la caída del día siguiente era esperada debido a que los inversionistas entran para especular el día de al emisión (jueves) y luego lo vendieron el viernes.

Al inicio del día de la colocación, se reportaba un premio mayor, pero conforme transcurrió el día se ajustó para un cierre de 7,15%.

El resto de los bonos soberanos de Costa Rica han registrado una estabilidad en sus rendimientos tras la colocación de este último tracto.

Sin embargo, a finales del año pasado, sufrieron una caída, y aunque se han ido recuperando, no han logrado ubicarse en los niveles que poseían en noviembre.

Por ejemplo, a inicios de noviembre del 2014, el precio del bono con vencimiento al 2020 rondaba el 105%, y al cierre del año casi baja hasta 85%. Ayer se colocó en poco más de 95%.

Los rendimientos de los bonos costarricenses han tendido al alza por factores tales como los señalamientos recientes de las calificadoras de riesgo, pero también por la caída que presentó el precio del petróleo, que ha afectado a los bonos de economías emergentes, según explicó Aldesa.

Cabe recordar que el precio de un bono se comporta de forma inversa a su rendimiento, es decir, entre más alto el precio, menor el rendimiento.