Actualmente, el 65% de la cartera crediticia del sistema financiero está colocada en la moneda estadounidense

Por: María Fernanda Cisneros 8 diciembre, 2015
Hairo Rodríguez, gerente de Banco Cathay, presentó este 8 de diciembre su análisis sobre la coyuntura económica actual y perspectivas para el próximo año.
Hairo Rodríguez, gerente de Banco Cathay, presentó este 8 de diciembre su análisis sobre la coyuntura económica actual y perspectivas para el próximo año.

El alto endeudamiento en dólares continúa siendo una preocupación para el sistema financiero, mientras que la cartera en colones no se dinamiza. Sin embargo, esta brecha podría disminuir el próximo año.

La preferencia de los deudores por adquirir préstamos en la moneda estadounidense ha llenado las arcas de las entidades financieras de colones, en medio de un entorno de macroprecios (tipo de cambio estable) que empuja al consumidor a optar por los préstamos en dólares.

Esas conclusiones son parte de las apreciaciones brindadas por el Banco Cathay esta mañana, en una conferencia de prensa sobre desempeño de la banca y entorno económico de este 2015.

A octubre pasado, el 65% del crédito colocado por las entidades financieras correspondía a dólares, mientras que los préstamos en colones capturaban solamente el 35%.

Esa tendencia ha generado efectos en la liquidez de los bancos en la moneda nacional, que creció 50% entre junio del año pasado y octubre del presente año, según datos de Cathay.

Parte de lo que ha ayudado a que los créditos en colones se dinamicen es la caída en las tasas de interés.

La Tasa Básica Pasiva (TBP) inició el año en 7,20%, pero actualmente se encuentra en 5,95%, el nivel más bajo desde el 2008, año que el indicador ha registrado las cifras históricas más bajas.

Según Hairo Rodríguez, gerente de Cathay, aún existe espacio para que la TBP baje más, al estar en medio de una alta liquidez debido a la baja colocación en esta moneda.

Por ahora, los clientes están confiados por la estabilidad que ha presentado el tipo de cambio, uno de los incentivos para que la población se endeude en moneda extranjera.

"Nos piden que coloquemos más colones, mientras los clientes están inducidos a pensar en la estabilidad cambiaria por la gestión del Banco Central", explicó Rodríguez.

Sin embargo, ese panorama se puede revertir el próximo año por varios factores: la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos estaría por anunciar un alza paulatina de sus tipos de interés, y esto estaría presionando el tipo de cambio al alza.

Además, si la solución fiscal no llega pronto, el Gobierno podría encontrar pocas posibilidades de endeudarse en el exterior y, por ende, necesitaría acudir al mercado local. Esto presionaría al alza las tasas de interés en colones.

De cumplirse esa perspectiva, podría disminuir la brecha entre la colocación de la cartera crediticia de dólares en comparación con la de colones, explicó Rodríguez.

Entre tanto, el gerente destacó el esfuerzo del Gobierno por acelerar la producción, aunque esto no haya tenido resultados positivos aún.

Respecto a la inflación, destacó que el próximo año el país podrá seguir en niveles bajos, pero no de variaciones negativas como los observados en la actualidad.