Esta variación interanual se asemeja a la expansión lograda por el país en el 2013

Por: María Fernanda Cisneros 31 marzo, 2015
 El pesimismo del consumidor prevalece al momento de hacer negocios o al buscar empleo, mientras la economía familiar ve una evidente mejora, aunque no ayuda a que el resultado general de la confianza repunte.
El pesimismo del consumidor prevalece al momento de hacer negocios o al buscar empleo, mientras la economía familiar ve una evidente mejora, aunque no ayuda a que el resultado general de la confianza repunte.

El Producto Interno Bruto (PIB) registró una variación interanual de 3,5% en el 2014, indican datos publicados este martes por el Banco Centra de Costa Rica (BCCR).

Ese repunte es el mismo que el país reportó en el 2013, y muy por debajo del que se percibió en el 2012 con un 5,2%.

El consumo final creció un 3,9%, mismo crecimiento que el de los hogares, pero mayor al incremento del gasto que reportó el Gobierno General (3,5%).

Las exportaciones de bienes y servicios cayeron un 1,7%, mientras que el año pasado habían crecido un 3,6%.

Por otro lado, las importaciones de bienes y servicios bajaron un 4%.

Al afinar el análisis en el cuarto trimestre del 2014, se percibe que la producción creció un 3,1% respecto al mismo periodo del año previo.

Ese crecimiento estuvo motivado en su mayoría por un crecimiento de los servicios de intermediación financiera, el área de transporte, almacenaje y comunicaciones, así como los servicios financieros y seguros.

Sin embargo, el último trimestre del 2014 fue el que reportó la menor aceleración, mientras que el primer trimestre fue el más dinámico, luego de seguir con una tendencia alcista que se percibió a finales del 2013.

Esa alza terminó en el segundo trimestre del año pasado, momento desde que empezó a caer la variación interanual del indicador.