Leve optimismo en proyecciones económicas para el 2014

Mayor dinamismo de la demanda externa hace brotar esperanzas de un mejor desempeño de la economía, mientras que viejos retos sin resolver las atempera

  • Imágenes

La llegada del 2014 despierta un leve optimismo entre economistas con respecto al desempeño productivo de Costa Rica.

Las esperanzas de un año mejor que el anterior se basan en el impulso que las empresas y actividades relacionadas con el sector externo le puedan dar a la actividad económica local.

El crecimiento en mercados desarrollados ayudaría a que las exportaciones y la atracción de Inversión Extranjera Directa (IED) tengan un mejor desempeño.

No obstante, la aceleración en el dinamismo de la economía distará de ser espectacular.

La mayoría de los participantes en una consulta de EF –un 43,5%– espera que el 2014 sea un año en que el crecimiento “se acelere levemente”. Sin embargo, en un cercano segundo lugar, un 34,8% aseguran que el recién iniciado calendario solo traerá “más de lo mismo”.

Junto a mayor expansión de la producción, los economistas esperan un incremento en las tasas de interés, un mayor crecimiento de la inflación y que el tipo de cambio fluctúe entre ¢500 y ¢520.

El sondeo de EF se realizó entre 23 economistas en diciembre, a quienes se les pidió que previeran el panorama económico durante el 2014. La información es parte del proyecto Inteligencia Financiera, coordinado por el economista Ronulfo Jiménez.

Las perspectivas más halagüeñas en el frente externo contrastan con el panorama interno. Viejos retos siguen sin resolverse, y se les han unido algunos nuevos.

El país se enrumba hacia una elección presidencial, un evento que cíclicamente pone en pausa las decisiones de inversión del sector productivo.

El déficit del Gobierno Central sigue creciendo y todavía no madura una propuesta de reforma fiscal que lleve el equilibrio a las finanzas públicas.

La inversión en infraestructura pública llega con cuentagotas a la caduca red vial. Aún así, la ejecución de estas obras es la principal recomendación de los economistas para que la próxima administración ponga a carburar la demanda interna.

Aceleración leve

El motor de la producción nacional viene aumentando sus revoluciones desde mayo de este año.

El Índice Mensual de Actividad Económica (IMAE) pasó de presentar un crecimiento interanual del 2,5% en el quinto mes del 2013 a 4,9% en octubre (la cifra más reciente).

Ese ritmo más ágil en la actividad económica podría mantenerse a lo largo del 2014. Los economistas consultados esperan que al finalizar este año el Producto Interno Bruto (PIB) registre un crecimiento del 3,8%.

Esta proyección es ligeramente superior al 3,7% previsto por el Banco Central de Costa Rica (BCCR) en la revisión de su Programa Macroeconómico 2013-2014.

La previsión del Central será recalculada en las semanas que anteceden al anuncio del nuevo Programa Macroeconómico a finales de enero. Rodrigo Bolaños, presidente del BCCR, ha adelantado que posiblemente el porcentaje sea más alto.

“Según las cifras que tenemos, la economía podría terminar creciendo un 3,4% en el 2013. Eso llevaría a que la tasa de crecimiento para el 2014 sea más alta. Probablemente estará más cerca del 4% que del 3,7% que proyectamos”, acotó Bolaños.

Entre los consultados, la estimación más optimista fue de un crecimiento del 4,5% en el PIB, mientras que la más pesimista fue de un 2,5%.

La principal fuerza impulsando la economía nacional será la recuperación en los principales socios comerciales de Costa Rica. Con una mayor demanda externa, el 69,9% de los consultados por EF espera que las exportaciones sean levemente mayores este año que durante el 2013.

“La recuperación de los índices económicos en Estados Unidos es claramente una buena noticia, y puede influir positivamente en toda la región”, comentó Carlos Brina, subgerente de Scotiabank de Costa Rica.

Superar el crecimiento de las exportaciones del año pasado es tarea modesta. Los cálculos del Ministerio de Comercio Exterior (Comex) estiman que las exportaciones de bienes y servicios sumaron $17.314 millones el año pasado, un 2,8% más que en los registrado en el 2012.

En 2012, el aumento fue del 9,6% y, en 2011, del 11,3%.

El optimismo también ronda la atracción de IED. Un 60,9% de los consultados esperan que este año el monto invertido supere los $2.460 millones que Comex proyectó para finales del 2013.

En el frente interno el optimismo es menor. Solo un 21,7% espera que la inversión local sea mayor este año, y un 17,4% apuesta por un aumento en el consumo de los hogares.

Al ritmo del globo

Los acontecimientos en las economías desarrolladas también pesarán en indicadores clave para Costa Rica.

La decisión de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) de recortar su programa de compra de valores para estimular la economía repercutirá en el tipo de cambio local.

Un 52,2% de los encuestados aseguró que el cambio en la política monetaria de Estados Unidos provocaría una devaluación del colón y un aumento en las tasas de interés.

El ajuste no sería dramático pues la mayoría (un 65,2%) espera que la cotización del dólar oscile entre ¢500 y ¢520.

El tipo de cambio cerró el año pasado en ¢502,22 en el mercado mayorista, despegado del piso de la banda cambiaria donde estuvo parqueado durante el 2013.

El viraje en la política de la Fed también se traducirá en un aumento en las tasas de interés.

Aunque la tasa de referencia (corto plazo) se mantendrá cerca del 0% mientras el desempleo no baje del 6,5%, los intereses de largo plazo han subido desde mayo del año pasado.

Puesto que tanto el Gobierno como los bancos locales se financian a largo plazo en los mercados internacionales, ese incremento terminará por trasladarse al mercado local.

El crédito saldrá más caro durante el 2014, pero no lo suficiente como para enfriar las colocaciones de los bancos.

“El alza que se está previendo es muy leve, de alrededor de 100 puntos base, por lo que no tendrá repercusiones sobre el crecimiento económico”, comentó la economista Mariany Espinoza.

Enemigos conocidos

Las presiones sobre las tasas de interés provendrán no solo del exterior.

El déficit fiscal se mantiene en su papel como la gran distorsión de la economía.

La esperada tercera emisión de bonos de deuda externa por $1.000 millones no es suficiente para las necesidades del fisco.

“La incertidumbre alrededor de la sostenibilidad de la estructura financiera del Gobierno afecta negativamente a las nuevas inversiones y a los empresarios”, aseguró Adriana Rodríguez, directora de Estrategia de Aldesa.

Una incertidumbre que modera el optimismo con respecto a la economía durante el 2014.

Proyecciones

Estas son las principales previsiones para el 2014.

Entidad
PIB
Inflación
TBP
Tipo de Cambio
Consulta EF
3,8
5,4
7,6
¢500 -¢520
BCCR
3,7
4-6
n. d.
n. d.
Scotiabank
3,5-4
5,5-6
7,75
n. d.
INS Valores
4
4
7,5
¢525
  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
Reportajes