Los resultados de algunas firmas de tecnología asustaron a los inversores, castigando las cotizaciones bursátiles de estas empresas

Por: Agencia AFP 19 julio, 2013
Los índices Dow Jones y S&P 500 han tenido un comportamiento alcista en las últimas semanas.
Los índices Dow Jones y S&P 500 han tenido un comportamiento alcista en las últimas semanas.

Wall Street terminó el viernes con sus indicadores principales en tendencia dispar: el Dow Jones y el Nasdaq bajaron al tiempo que el S&P 500 batió un nuevo récord.

El Dow Jones Industrial Average cedió 0,03% a 4,80 puntos a 15.543,74 unidades, al tiempo que el tecnológico Nasdaq perdió 0,66% o 23,67 unidades a 3.587,61 puntos.

De su lado, el S&P 500 alcanzó un nuevo máximo, al avanzar 0,16%, 2,68 puntos, a 1.692,05 unidades.

"En las dos o tres últimas semanas, el mercado estuvo centrado casi exclusivamente en (Ben) Bernanke (presidente de la Reserva Federal), en lo que diría en sus audiencias ante el Congreso" con respecto al futuro de la política monetaria del país, destacó Michael Gayed de Pension Partners.

"Ahora, esto ya se terminó y volvemos a una cierta normalidad, con lo que los índices vuelven a operar en torno a los resultados de empresas más que en torno a declaraciones", agregó.

Los datos del día fueron mediocres y los resultados de algunas firmas de tecnología asustaron a los inversores, castigando las cotizaciones bursátiles de estas empresas.

El gigante informático estadounidense Microsoft, cayó 11% luego de publicar resultados decepcionates por las débiles ventas de su tableta Surface y la caída de las ventas de los PC.

Por su parte, Google, líder de internet, registró un crecimiento magro en el segundo trimestre, y sus acciones fueron castigadas.

Sin embargo, otras compañías registraron resultados por encima de las expectativas, como General Electric, cuyos títulos subieron 5%, mientras que Whirpool, ganó 8%.

El experto Peter Cardillo de Rockwell Global Capital dijo que luego de que la bolsa tocara máximos el jueves y en ausencia de indicadores importantes, las tomas de beneficio antes del fin semana eran esperables.

"En el conjunto, la temporada de resultados se vislumbra más bien positiva y aunque el crecimiento de la facturación de las empresas es una fuente de preocupación, las empresas siguen ganando dinero" en un contexto de inquietud por el crecimiento mundial, agregó.

El mercado de las obligaciones cerró al alza. El rendimiento del bono del Tesoro a 10 años bajó a 2,491% contra 2,534% del jueves y el del papel a 30 años cayó a 3,572% contra 3,630%.

Etiquetado como: