Tres modificaciones llegarán al reglamento de inversiones para eliminar trabas en regulación

Por: María Fernanda Cisneros 5 agosto, 2014
Los cambios en el reglamento de inversiones llegarán en las próximas semanas, sólo falta su publicación en el diario La Gaceta.
Los cambios en el reglamento de inversiones llegarán en las próximas semanas, sólo falta su publicación en el diario La Gaceta.

La Superintendencia de Pensiones (Supen) apostará por más modificaciones en el reglamento de inversiones de las Operadoras de Pensiones Complementarias (OPC).

Se trata de tres cambios en total que pretenden virar la labor de la entidad hacia una supervisión basada en riesgos y menos en el control normativo, camino que venía siguiendo hasta el momento.

Edgar Robles, titular de la Supen, explicó que buscan asignar mayores responsabilidades a los gestores de portafolios para que tengan la posibilidad de especializarlos, sin que la supervisión sea una limitante para desarrollos en el mercado de valores, especialmente en titularizaciones de infraestructura.

Las modificaciones en la regulación pretenden que esta no se convierta en una piedra en el zapato para las inversiones futuras de las OPC.

El primero de ellos, publicado por EF en su edición impresa de esta semana, pondrá en pausa la reducción del monto total de inversión en títulos valores del Banco Central y del Gobierno por un año.

Por ello, los fondos de pensión se ajustarían al tope máximo del 50% para el 2020 y no para el 2019 como estaba estipulado anteriormente.

La segunda medida es la eliminación del tope de inversión en títulos valores por emisión, que estaba restringida a un máximo del 20%.

Según el supervisor, la restricción tenía sentido cuando las operadoras administraban poco dinero, ante lo que se procuraba evitar concentraciones en una sola emisión, algo que perdió su razón de existir.

La tercera radica en la apertura de la posibilidad de invertir en estructuraciones del mismo grupo financiero.

La prohibición estaba dispuesta para evitar conflictos de intereses, pero se eliminó.

"Lo que estamos haciendo es decirle a la operadora: si usted me demuestra a mí que se está manejando el riesgo de una forma efectiva y alternativa, sí puede invertir en esos títulos", explicó el jerarca.

Las tres medidas ya fueron aprobadas y solo falta su publicación en La Gaceta, que llegaría en las próximas semanas.

Baja rentabilidad

A criterio de Robles, este es un año en el se van a presentar bajas tasas de rentabilidad en los fondos de pensión, debido a que se observa una cierta tendencia al alza en las tasas de interés, y cuando esto sucede los títulos administrados por las operadoras tienen ciertas minusvalías.

Lo anterior no necesariamente terminará en pérdidas, sino que la rentabilidad terminaría menor al cierre del año, respecto a lo que se viene observando.

Esto sucederá mientras se recomponen las carteras, ya que por ahora existen títulos nuevos que pagan más tasas de interés y hay títulos viejos con un precio que cae por el incremento en las tasas.

"Esto es mucho más marcado, especialmente luego de que el año pasado habían operadoras que tenían rentabilidades en el orden del 20%. Cuando la tasa de interés bajó, los portafolios tuvieron mucha ganancia, y ahora que está subiendo los portafolios van a tener unas pérdidas", explicó el superintendente.