Analistas esperan que durante el próximo año se mantenga la tendencia al alza de las tasas de interés

Por: María Fernanda Cisneros 30 diciembre, 2014
 El crecimiento del crédito en colones y una mayor dolarización de la riqueza financiera en los últimos 12 meses tuvieron como consecuencia un aumento en las tasas de interés, según lo muestra la tendencia de la Tasa Básica Pasiva.
El crecimiento del crédito en colones y una mayor dolarización de la riqueza financiera en los últimos 12 meses tuvieron como consecuencia un aumento en las tasas de interés, según lo muestra la tendencia de la Tasa Básica Pasiva.

La Tasa Básica Pasiva (TBP) iniciará el 2015 en 7,20%, cifra en la que se ubicará desde el 31 de diciembre del presente año y hasta el 7 de enero del 2015, de acuerdo al cálculo que realiza el Banco Central de Costa Rica, el cual fue publicado este 30 de diciembre.

Según algunas entidades consultadas por EF, la expectativa es que el próximo año este indicador continúe subiendo a como lo hizo en este año, en el que desde marzo se percibió una tendencia al alza que alcanzó su máximo nivel en 7,25%.

Ese nivel se registró este año en las semanas del 13 y al 19 de noviembre y del 4 y al 10 de diciembre, para por último registrarse entre el 18 y el 24 del mismo mes.

A inicio de año, este indicador se ubicaba en 6,50%, mientras que a principios del 2013 llegó al 9,20%, luego de una tendencia a la baja que se inició en el 2012 donde alcanzó un nivel máximo del 11%.

La TBP es el costo promedio de las captaciones que realizan las entidades financieras en un plazo de entre 150 y 210 días. Se trata de promedio ponderado de las tasas de interés de captación brutas en colones, negociadas por intermediarios financieros en el país, considerando a su vez las tasas de interés de los instrumentos de captación del Banco Central y del Ministerio de Hacienda en el mercado primario y el secundario.

Panorama 2015

Un déficit fiscal que no encuentra medidas de contención podría generar presiones al alza en las tasas de interés durante el 2015. La situación del mercado interno se liga a una posible alza de las tasas del mercado estadounidense por parte de la Reserva Federal, aunque este podría llegar en un periodo más lejano de lo que se esperaba.

Sin embargo, al Gobierno aún le resta una carta a su favor: la última emisión de los eurobonos por $1.000 millones, que le daría aire para no presionar las tasas a nivel local.

Según Luis Fernando Monge, gerente general de INS Valores, la gestión de deuda que realice el Ministerio de Hacienda para tener una mezcla adecuada entre endeudamiento interno y externo, y los nuevos ingresos que pueda generar el Gobierno mediante la aprobación de impuestos como el IVA, serán fundamentales para disminuir la presión alcista en las tasas de interés del mercado local en el 2015.

Entre tanto, el 2015 sería un año para tomar medidas en busca de una solución al déficit fiscal.

Lo anterior permitiría evitar un 2016 sin plan fiscal y sin emisión de eurobonos, que terminarían pesando sobre las tasas de interés y el crecimiento económico del país, dijo Hernán Varela, jefe de estrategia de Aldesa.