Tasas de interés en colones cerca de su piso

Déficit del Gobierno y control de la inflación dificultan que rendimientos desciendan más allá del 7%

  • Facebook (Recomendar)
  • Tweetea!
  • /finanzas/TBP-tomando-cuenta-expectativa-inflacion_ELFCHA20130222_0004_5.jpg
    326x204
    Con la TBP en 7,50% y tomando en cuenta la expectativa de inflación, la tasa real está en 2,5 puntos
    / 23 FEB 2013

index

Después de más de tres meses de presentar una tendencia a la baja, las tasas de interés en colones estarían cerca de tocar un piso del 7%.

Los esfuerzos coordinados del sector público han resultado en una disminución de 3,5 puntos porcentuales en la Tasa Básica Pasiva (TBP), desde que el indicador alcanzara, en octubre del 2012, su nivel más alto en tres años.

La expectativa del Gobierno es que las tasas de interés sigan bajando para mantener alejados los flujos de capital extranjero, que entre marzo de 2012 y enero de este año, obligaron al Banco Central a destinar $1.567 millones a la defensa del límite inferior de la banda cambiaria.

Sin embargo, la perenne necesidad de fondos por parte del Estado para costear sus operaciones y las maniobras del Banco Central para mantener a raya la inflación dificultan que la caída se extienda más.

Tocando piso

“No esperaría que la Tasa Básica baje mucho más, sobre todo considerando que, con estos niveles, la tasa real estaría cercana al 2%. Estimaría que el piso razonable para la Tasa Básica es alrededor de un 7% máximo”, auguró Jorge Madrigal, exdirector de la División Económica del Banco Central de Costa Rica (BCCR).

Esta tasa de interés real –que es la diferencia entre la tasa nominal y la inflación – debe ser positiva para estimular el ahorro, pero no sobrepasar el porcentaje de crecimiento de la economía.

El Banco Central en su Programa Macroeconómico 2013-2014 prevé que la inflación se ubique entre el 4% y el 6%, y que la producción crecerá un 4.

Por su parte, la mayoría de los 30 economistas encuestados a finales del año pasado por EF, como parte del proyecto de Inteligencia Financiera, estimaron que la inflación experimentaría un crecimiento anual del 5%.

Con la TBP en 7,50% y tomando en cuenta esa expectativa de inflación, la tasa real está en 2,5 puntos.

Aunque la mayoría de los expertos consultados por EF concuerdan en ubicar el piso de las tasas de interés en alrededor de un 7%, la receta no es infalible.

“Durante el 2011 y el 2012, el nivel de tasas de interés se desprendió de la trayectoria de la inflación debido a que los inversionistas veían a un Gobierno estrujando al mercado interno y sin perspectivas de mejora”, recordó Adriana Rodríguez, jefa de estrategia de Aldesa Valores.

Freno de mano

También puede ocurrir que en el empeño por desestimular influjos de capital extranjero, las tasas bajen más allá del 7% y lleguen a ser negativas, estimó el economista Luis Mesalles.

Desde el pasado 15 de enero, la presidenta Laura Chinchilla giró una directriz a los bancos estatales poniendo un límite al porcentaje adicional que las entidades financieras pagan a los grandes ahorrantes del sector público como el Instituto Nacional de Seguros (INS) y la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS).

La directriz estipula que la colocación de inversiones de las instituciones públicas se hará en los bancos estatales y que estos evitarán utilizar la tasa como instrumento exclusivo para motivar dichas colocaciones.

Los tres bancos comerciales del Estado registraron tasas de captación a seis meses por debajo del 7% la semana pasada, según datos de Pipca. Scotiabank tenía la tasa más baja con 5,90%.

Por su parte, el Ministerio de Hacienda ha echado mano a entre $300 y $200 millones de los $1.000 millones obtenidos con la venta de eurobonos en el mercado internacional, para relajar su demanda de fondos locales.

Durante semanas recientes, los rendimientos que paga Hacienda han bajado hasta 400 puntos base, según comentó Martha Cubillo, quien asume el cargo de Tesorera Nacional esta semana.

Durante el primer semestre del año, Hacienda colocará ¢810.000 millones en bonos, cifra que es un 23% menos de lo que vendió en el segundo semestre del año pasado.

Capacidad de permanencia

Si bien el escenario es propicio para que las tasas lleguen al 7%, lo es menos para que permanezcan en ese nivel.

Aún aprovechando la posibilidad de colocar una nueva emisión de eurobonos, el Gobierno debe financiar requerimientos netos de financiamiento del orden de 3,5% de la producción este año, según José Luis Arce, economista de Consultores Económicos y Financieros (Cefsa).

Las previsiones del Ministerio de Hacienda apuntan a que el déficit fiscal llegará al 4,9% del Producto Interno Bruto este año.

Junto a las presiones que los requerimientos de fondos del Gobierno colocan sobre las tasas de interés, está la política antiinflacionaria del Banco Central.

El ente emisor deberá absorber los excesos de liquidez que se generaron cuando intervino en el mercado durante los últimos meses para defender el límite inferior de la banda cambiaria.

Ese exceso de colones habría rondado los ¢450.000 millones, según estimaciones de Rodrigo Bolaños, presidente del Banco Central. De estos, cerca de ¢180.000 millones ya han sido retirados de la economía.

Por otro lado, la restricción al crédito acentúa la incertidumbre y hace necesario un premio mayor al inversionista, agregó Leiner Vargas, economista de la Universidad Nacional.

Estos factores podrían hacer que la temporada de tasas bajas dure poco.

INCLUYA SU COMENTARIO