Una vez que la plataforma de captación Central Directo dejó de presionar al alza con sus tasas, la sensación de iliquidez empezó a mermar.

Por: María Esther Abissi 30 julio
En intereses se gastaron ¢102.339 millones y en gastos de capital ¢65.787 millones.
En intereses se gastaron ¢102.339 millones y en gastos de capital ¢65.787 millones.

La Tasa Básica (TBP), el promedio de tasas de captación en colones, ha presentando una tendencia al alza en meses recientes; sin embargo, esta tendencia podría detenerse y conservaría los niveles actuales hasta el cierre de este año.

La tasa comenzó el año con niveles similares a los que se vieron durante el los últimos meses del 2016, pero luego inició una tendencia al alza que la hizo ubicarse en 6% durante la segunda semana de julio.

El comportamiento de la tasa en colones es explicado por varios factores, entre ellos, la necesidad del Banco Central de restaurar el premio por invertir en moneda nacional para reducir la demanda de dólares del mercado cambiario y contener el tipo de cambio.

Para esto, el Central aumentó la Tasa de Política Monetaria (TPM) en cuatro ocasiones durante el primer semestre de este año.

La TPM arrancó el 2017 en 1,75% y cinco meses más tarde, en mayo, había sido ajustada hasta llegar a 4%.

Para entonces, el Banco Central explicó que el incremento surgía dado que las presiones cambiarias se exacerbaron e incrementaban la posibilidad de que la inflación se ubicara por encima del rango meta previsto en el programa macroeconómico de este año.

Sin embargo, el efecto de transmisión de la TPM era lento por lo que el Central decidió en junio reactivar la plataforma de captación Central Directo para presionar las tasas y que el sistema de transmisión fuera mas expedito.

“La idea con el Central Directo es facilitar un mecanismo de transmisión de la tasa de interés y acelerar el impacto de la Tasa de Política monetaria, que hasta ahora ha sido lento”, aseguró entonces Bernardita Redondo, directora de la División de Activos y Pasivos del Bancos Central

A partir de ese momento, la TBP comenzó a recibir de forma abrupta las presiones y entre el 10 de junio y el 13 de julio, pasó de 4,80% a 6%, su nivel más alto en todo el año.

Pero esta tendencia no duró mucho tiempo, y una semana más tarde comenzó a bajar, ubicándose entre 5,90% y 5,95%.

Para el economista Melvin Garita, de alguna forma, el impulso inicial que tuvo la tasa fue provocado por la reactivación de Central Directo y las presiones de la TPM y, una vez que la plataforma de captación dejó de presionar al alza con sus tasas, que eran por encima de las que ofrecían el resto de las entidades financieras, la sensación de iliquidez empezó a mermar.

“Los niveles que alcanzó correspondían a una sobrereacción que tuvieron los bancos en tasas al alza, y una vez que eso se estabilizó, las tasas que le están pagando a los clientes se han estabilizado un poco, de ahí que las últimas dos semanas la tendencia sea más bien a la baja”, aseguró Garita.

También aseguró que la perspectiva entonces, es que las tasas se mantengan en estos niveles y no suban de golpe, como había estado ocurriendo.

El economista y exdirector de la División Económica del Banco Central, William Calvo, asegura que existen dos factores puntuales que provocaron el aumento en la liquidez en la economía y menor presión en las tasas pasivas en las últimas dos semanas.

Por un lado, el Banco Popular repartió los fondos de su sistema de pensiones y por otro, el Central inyectó liquidez cuando se venció una cantidad importante de Bonos de Estabilización y decidió no captar esa liquidez.

Sin embargo, existen otros factores que podrían volverlas a presionar al alza, como el manejo del déficit fiscal, que ha presentado un equilibrio inestable y también, las decisiones futuras del Central con respecto a la TPM.

“El retomar la tendencia al alza va a depender del comportamiento de las tasas de interés internacionales y de la Tasa de Política Monetaria. Creo que el Banco Central continuará ajustando dicha tasa en el resto del año y eso podría reflejarse en la TPM” admitió, Calvo.