Puestos de bolsa desconfían que la meta del Ministerio de Hacienda en estos títulos pueda concretarse

Por: María Fernanda Cisneros 17 agosto, 2014
 Títulos indexados del Gobierno con pocas posibilidades de alcanzar la meta de colocación
Títulos indexados del Gobierno con pocas posibilidades de alcanzar la meta de colocación

El Ministerio de Hacienda quiere impulsar la colocación de títulos de propiedad en Unidades de Desarrollo (UDES) y de tasa básica pasiva para el segundo semestre del año, pero los analistas dudan sobre la posibilidad de lograrlo.

La proyección de Hacienda es captar un total de ¢890.000 millones en bonos de deuda interna

La meta plantea que del total de los títulos de propiedad, un 50% se colocará en tasa fija.

 El Ministerio de Hacienda proyecta colocar un 10% en títulos de propiedad en Unidades de Desarrollo y el mismo porcentaje en de tasa variable. Sin embargo, los puestos de bolsa descartan que se pueda cumplir la estrategia.
El Ministerio de Hacienda proyecta colocar un 10% en títulos de propiedad en Unidades de Desarrollo y el mismo porcentaje en de tasa variable. Sin embargo, los puestos de bolsa descartan que se pueda cumplir la estrategia.

Para los títulos de corto plazo se estableció un 15%, lo mismo que para los bonos en dólares a largo plazo; mientras que, tanto para bonos expresados en unidades de desarrollo, como para los bonos de tasa variable, llegaría al 10% del total por colocar.

Los títulos de tasa fija y cero cupón sí llegarían a tener una buena acogida.

La expectativa de aquellos en dólares es positiva, pero sin alcanzar las rentabilidades en colones.

Los títulos en UDES y de tasas básicas pasivas (TPTBA) son los menos apetecibles, y los puestos de bolsa afirman que no se alcanzará la meta respectiva.

Estos instrumentos tienen un rendimiento menor que los títulos de tasa fija en colones.

Los TUDES tienen un rendimiento de 2,24% y los de tasa básica un 8,47%, mientras que los de tasa fija en colones un 9,8%.

“La demanda de TUDES seguiría siendo muy baja, dado que tampoco se espera una presión inflacionaria importante y deberíamos estar volviendo al rango meta de inflación en el 2015”, dijo Mauricio Hernández, del Portfolio Advisory Group Scotiabank.

Se podría decir que los máximos demandantes de estos bonos son las operadoras de pensiones, pero, aunque el Banco Central de Costa Rica (BCCR) no cumpliera con la meta de inflación, no es motivo para que esos participantes los compren, comentó Norman García, analista financiero del Grupo Financiero Acobo.

Tras no colocar lo necesario en el primer semestre en TUDES, Hacienda apostará por alcanzar la meta en el segundo periodo.

El objetivo era colocar un 10% del total de títulos de propiedad en TUDES, pero se llegó a 3,1%.

Para impulsar los TUDES, la estrategia será estar en contacto con los inversionistas y convencerlos sobre las bondades del instrumento, explicó Juan Carlos Quirós, director de Crédito Público del Ministerio de Hacienda.

Los bonos indexados a la tasa básica pasiva podrían no alcanzar la meta debido a que, por el momento, no se espera una fuerte alza en tasas de interés.

El interés de Hacienda en colocar estos dos instrumentos recae en que son los títulos con plazos promedio más largos.

Los de tasa básica tienen un plazo de 11,62 años, mientras que los TUDES 8,65 años; muy por encima de los 4,40 años de aquellos en tasa fija en colones.

El semestre anterior, los bonos que más excedieron el rango proyectado de colocación fueron los TP0, que alcanzaron un 19,7%, cuando la proyección era de 10%.

Perfil de la deuda

En tanto, los ¢890.000 millones de colocación total son manejables, ya que se compone en un 48% de renovaciones y 52% de captación neta, dijo Adriana Rodríguez, jefe de estrategia de Aldesa.

Es una proyección menor respecto a la del primer semestre de este año, pero al compararlo con la captación bruta total de ese periodo, implica ¢45.409 millones más para los últimos seis meses.

De igual forma, el monto supera en un 38% lo colocado en su momento para el mismo periodo del 2013.

Los vencimientos de Hacienda corresponden a ¢465.000 millones para el segundo semestre.

Según García, son manejables, puesto que el mercado posee la liquidez suficiente para cubrirlos, y Hacienda tiene un saldo favorable de eurobonos.

La deuda del sector público creció después de la crisis, pues pasó de un 24,7% del PIB a 38,0% en junio pasado. En total, cerró en ¢10.180.582,46 millones.

Los títulos de la deuda externa representan ahora el 22,9% de las obligaciones totales, mientras el año anterior eran el 19,8%.

Según Quirós, la expectativa es que para el segundo semestre se pueda diluir ese repunte.

La prioridad de Hacienda es colocar en condiciones de largo plazo, en tasa fija y en moneda local. Aun así, a junio de este año se percibió una caída en los títulos colocados en colones y en UDES.

En el caso de otras monedas, pasaron de un 30,8% del total de la deuda en el 2013 a 36,0% en junio pasado, influenciadas por lo colocado en dólares y los eurobonos.

La tasa fija continúa dominando, como parte de la estrategia de Hacienda. Sin embargo, la tasa variable ahora representa el 13,7% del total de la deuda, cuando el año pasado fue de un 12,9%.

“El ajuste del mercado se podría ver por un cambio de administración de Gobierno. Los inversionistas percibieron cierto grado de incertidumbre y decidieron progerse”, dijo Quirós.

Los títulos indexados entre tanto, cayeron de un 17,2% (del total) en 2013 a 15,5% en junio.

La deuda con un vencimiento a largo plazo se hizo más llamativa en los últimos cinco años.

A junio de 2014, un 53,4% lo componían vencimientos de más de cinco años; en el 2010 esa porción era de un 34,0%.

Colocación por instrumento

Esta es la estrategia para el segundo semestre de 2014.

Instituto

Estrategia

Rangos estrategia

TP

50.0 (+/- 5)

45 - 55

TUDES

10,0 (+/- 2)

8 - 12

TP0

15,0 (+/- 2)

13 - 17

TPTBA

10,0 (+/- 2)

8 - 12

TP$

15,0 (+/- 2)

13 - 17