Hacienda insiste en colocar títulos en unidades de desarrollo a pesar de su poco atractivo

Estos bonos no fueron apetecidos en el 2014, pero el Gobierno quiere cambiar la regulación para fomentar su colocación

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes
  • Gráficos
  • /finanzas/titulos_de_propiedad-unidades_de_desarrollo-Ministerio_de_Hacienda_ELFCHA20150313_0001_5.jpg
    326x204
    Gráfico: ¿Cómo están los Tudes respecto a otros títulos?
    / 13 MAR 2015

index

Este año, el Ministerio de Hacienda quiere dinamizar la colocación de títulos de Propiedad en Unidades de Desarrollo (Tudes), a pesar de que en 2014 no alcanzaron la meta.

Sin embargo, los inversionistas ven con tela de duda la posibilidad de que estos bonos generen atracción en el 2015, debido a la carencia de incentivos.

Una inflación baja y rendimientos muy por debajo de la mayoría del resto de opciones que ofrece el mercado explican el poco interés en los Tudes.

Con el fin de contrarrestar estos factores, Hacienda pretende revisar la figura y su operatividad en el mercado financiero. La estrategia es fomentar la figura con cambios en la regulación.

Según comentó Mauricio Arroyo, subtesorero nacional, aún no hay una propuesta definida pero ya se ha conversado con los reguladores y se espera que las novedades sean planteadas en el primer semestre de este año.

La modificación que se está pensando “tiene que ver con la valoración que afecta a títulos a 10, 15 y 20 años plazo”, añadió Arroyo, pero no brindó más detalles.

Hacienda tiene una expectativa máxima de colocación al mercado de ¢1,1 billones (con diferentes opciones de títulos) para el primer semestre de este 2015.

De ese monto, un 5% correspondería a títulos en UDES, según la estrategia del Plan de Endeudamiento Interno del Gobierno Central, presentada en febrero pasado.

Ese porcentaje es bajo en comparación al resto de títulos. Por ejemplo, se estima que el 60% de la colocación se realice en tasa fija, mientras que el resto de las opciones acapararán entre un 10% y un 15% del total.

Aún así, los participantes del mercado consideran que la propuesta de un 5% en Tudes es alta en un panorama en el que los inversionistas no encuentran motivos para optar por estos títulos.

Esta realidad quedó demostrada en los últimos seis meses del año pasado, periodo en el que la meta de colocación en Tudes era de un 10%, para un total de ¢89.000 millones. Sin embargo, en diciembre se reportó un movimiento nulo.

Lo mismo ocurrió en el primer semestre, cuando el objetivo era colocar un 10% en estos títulos, pero se llegó a solo un 3,1%.

Muy diferente ha sido el panorama para el resto de títulos de propiedad, que han cumplido la meta de colocación o inclusive lo han excedido.

Por ejemplo, en el segundo semestre del año pasado, los bonos en tasa fija significaron el 51,3% de la colocación, cuando la meta era de 50%; otro caso fue del de los títulos en tasa fija en dólares, para los que se proyectó un 15%, pero terminaron en un 30%.

Este resultado fue vaticinado por los puestos de bolsa, que a inicio del último semestre advirtieron del poco apetito que los Tudes generaban en el mercado, mientras que aumentaba la atracción para los de tasa fija.

Poco atractivo

El primer factor que impulsa el bajo o nulo atractivo de los Tudes es el bajo rendimiento que poseen.

Mientras estos bonos poseen un rendimiento promedio de 2,20% en la actualidad, los títulos de tasa básica alcanzan el 8,59%.

Al único que superan es a los títulos de cero cupón en dólares, que se ubican en 1,16%.

Esto explica por qué en los últimos seis meses del año pasado tampoco cumplieron con la meta proyectada de colocación: se proponía llegar a un 15%, pero alcanzaron apenas un 8,25%.

Sin duda, el vector de precios es parte de lo que ha provocado que el mercado no los considere como una opción rentable.

“Generan pérdidas a los portafolios, ya sea por variaciones abruptas en los precios o por cambios negativos del indicador de referencia, que obliga a registrar pérdidas por el cambio de moneda”, explicó Orlando Soto, gerente del Grupo Financiero Acobo.

El segundo factor de peso en la poca acogida de estos títulos es la inflación, ya que las UDES se calculan utilizando el indicador.

De acuerdo con Hernan Varela, jefe de estrategia de Aldesa, cuando el país tenía inflaciones altas, estos instrumentos eran apetecidos.

Sin embargo, la inflación interanual, medida por el Índice de Precios al Consumidor (IPC), regresó en enero pasado al rango meta del Banco Central de Costa Rica (entre 3% y 5%). Posteriormente, mantuvo su estabilidad en febrero, mes en el que se ubicó en 3,53%.

El mercado espera que la inflación se mantenga en un nivel bajo en los próximos años y esto desmotiva comprar Tudes.

La expectativa es que la inflación se ubique entre 4% y 5%, y si a esto se le suma el 3% que paga un bono, un inversionista podría ver un rendimiento nominal que rondaría el 7% en estos títulos.

Estos rendimientos son menores a los que se puede obtener mediante inversiones en títulos de tasa fija que, con un vencimiento similar, ofrecen una tasa incluso por encima del 10%, dijo Mauricio Hernández, de Portfolio Advisory Group de Scotiabank.

Sostenbilidad y financiamiento