Fondos de inversión en colones se vieron beneficiados por incremento en precios de los bonos

Por: Sergio Morales Chavarría y César Augusto Brenes Quirós 25 agosto, 2013
 Las bajas tasas de intereses que se presentaron desde finales del 2012 beneficiaron a los fondos de inversión de largo plazo, pues los menores rendimientos hacen subir el precio de mercado de activos como los títulos valores.
Las bajas tasas de intereses que se presentaron desde finales del 2012 beneficiaron a los fondos de inversión de largo plazo, pues los menores rendimientos hacen subir el precio de mercado de activos como los títulos valores.

Los rendimientos de los fondos de inversión financieros de largo plazo en colones reflejan, en este momento, los cambios ocurridos en tasas y precios de bonos a finales del 2012 e inicios del 2013.

El aumento en el precio de mercado de los títulos hizo que se incrementará el valor de los activos en posesión de las Sociedades Administradoras de Fondos de Inversión (SAFI), según coinciden representantes de varias firmas.

Para los fondos abiertos de crecimiento, el promedio de incremento de sus participaciones entre noviembre del 2012 y agosto pasado fue de 7,9%, lo anterior según un cálculo hecho por EF.

El Financiero | Archivo
El Financiero | Archivo

En los de ingreso abiertos, el aumento fue de 5,4% en cuestión de diez meses.

Otros, únicos en su tipo, como el fondo de crecimiento Aurora de INS Inversiones reportó una variación en su valoración de 18,7%.

Estos fondos son los que tienen posibilidad de comprar títulos y conservarlos por algún tiempo, pues su perfil está orientado a plazos largos.

El Financiero | Archivo
El Financiero | Archivo

De esa manera, compraron el año pasado, cuando los bonos tenían precios más bajos, aún los conservan y, en este momento, ese mismo instrumento tiene un valor más elevado y, por lo tanto, el fondo se ve beneficiado al poseer entre sus activos algo que subió de precio.

Por ejemplo, el bono del Ministerio de Hacienda con vencimiento a diciembre del 2022 salió al mercado en octubre del 2012 a un precio relativo de 97,90% y actualmente ronda el valor de 121,59%. Ese es el incremento que hace subir las valoraciones.

El efecto que reportan estos fondos es similar a lo que sucedió con los de pensiones en el mismo periodo, los cuales tuvieron crecimientos sobresalientes en rentabilidades por el aumento en el valor de los bonos que tienen.

Parte de las ganancias son un efecto contable, pues la normativa obliga que los fondos reporten el valor de sus activos a los precios que se cotizan en el mercado a la fecha. Esto no es garantía de que sus bonos puedan ser vendidos a esos precios.

Los que no tuvieron la misma suerte fueron los fondos de mercado de dinero, cuya naturaleza es la inversión de corto plazo y, por lo tanto, reflejan de manera más inmediata lo que sucede en los mercados.

Por su dinámica, estos instrumentos ya aprovecharon parte del incremento en las tasas y ahora experimentan la parte baja de la curva. El aumento promedio de sus participaciones fue de 3%.

A la hora de comparar sus rendimientos entre enero y agosto, todos reportan un descenso.

El buen momento por el que pasan los fondos de largo plazo es aprovechado por unos pocos, pues estos representan una parte minoritaria de este sector.

Específicamente, equivalen al 14% del total de activos netos (¢615.371 millones) que manejan los fondos financieros en colones. Del total de este sector, considerando los inmobiliarios y los que son en dólares, la proporción disminuye a 5%.

Ganancia

Antonio Pérez, gerente general de Multifondos Costa Rica, explicó que el aumento del 11% en la valoración del fondo de ingreso que operan se explica porque, durante el año pasado, se dedicaron a hacer compras de bonos en un momento en el que había precios bajos.

Con esta razón coincidió Vladimir Sequeira, gerente general de Vista Sociedad de Fondos de Inversión, pues los fondos de largo plazo tienen la posibilidad de hacer compras de títulos con mayor duración, contrario a los del mercado de dinero, que se mueven en un plazo menor.

De la misma manera lo ve Marco Alvarado, gestor de fondos financieros de Aldesa. Para él, algunas Safis lograron comprar bonos que pueden conservar por dos o tres años.

En este momento, cuando los rendimientos están un punto bajo, los fondos de largo plazo tienen la posibilidad de esquivar parte de este periodo de bajos intereses. Según Sequeira, lo anterior a veces se logra dar con éxito, precisamente por la posibilidad que tienen de mantener el portafolio con pocas compras nuevas.

Por ahora, la expectativa es de estabilidad en rendimientos con una leve tendencia a la baja, pues es lo que impera en el mercado local, explicó Arnaldo Ortiz, gerente de INS Inversiones. También advirtió que las ganancias por valoración ya se detuvieron.

Otra de las posibilidades que maneja Alvarado, es que se empiece a dar un repunte en la demanda por fondos de largo plazo, básicamente por el mayor rendimiento en comparación con otras opciones de inversión.