Consejos para que el CFO enfrente épocas de abundancia de liquidez

Lo que el gerente financiero debe saber

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

La llegada del “viernes negro”, Navidad y de los aguinaldos suelen representar el pico de ingresos para las compañías. ¿Cómo puede aprovechar su empresa esta coyuntura?

El gerente financiero (o CFO) debe desplegar las funciones más estratégicas de su puesto y prever el mejor modelo de comportamiento empresarial frente a ese aumento de liquidez.

Jan Bornemisza, analista sénior de transacciones de EY Centroamérica, asegura que es fundamental anticipar, en la medida de lo posible, cualquier evento que tenga un componente de temporalidad en una compañía.

“Debe prepararse para suplir la demanda incremental que proviene del consumidor en estas fechas, pues no solo deben enfocarse en que son momentos de mayores ingresos de liquidez para la empresa, sino que debe anticipar, mediante expectativas plasmadas en un presupuesto, las ventas proyectadas, el stock necesario de mercancía, personal adicional y demás requerimientos”, explicó.

Una vez cubiertas las necesidades básicas por estacionalidad, se debe proyectar en qué utilizará el dinero. Marco Chaves, gerente financiero de Banco Cathay, recomienda hacer una valoración sobre la capacidad y necesidad de guardar capital para el futuro.

“Siempre será importante que las entidades y las personas tengan un nivel de ahorro o un nivel de liquidez disponible con el cual puedan atender emergencias. La crisis del 2008 enseñó que se debe tener mayor atención a los elementos de riesgo de mercado, como tasas de interés, tipos de cambio, niveles de liquidez y no solo los aspectos que pueden generar los competidores”, dijo Chaves.

Óscar Murillo, vicepresidente Banca Comercial y Mercado Medio de Scotiabank, asegura que las crisis sirven para determinar que se ha hecho mal y reinventarse, con el fin de prepararse para otra eventual crisis, aprovechando las épocas de bonanza.

“Las empresas ahora son más precavidas a la hora de invertir, buscan reducir sus deudas, sobre todo las que están en dólares. Además, son más meticulosas en la escogencia de sus inventarios, pues muchas de ellas aprendieron que la mejor forma de superar estas crisis es no mantener grandes inventarios, controlar sus cuentas por cobrar pues todo esto tiene un costo implícito que afecta la rentabilidad y debilita poder tener más facilidad de maniobra en caso de otra crisis”, subrayó.

Esa precaución debe ser la base, pero siempre acompañada de datos actualizados y una visión clara de negocio y aprovechamiento de las oportunidades de inversión.

Esteban Bonilla, gerente financiero de BAC, recomienda llevar un flujo proyectado y actualizarlo constantemente, para consultarlo a la hora de decidir.

“Esto permite saber realmente de cuánta liquidez se va a disponer en un corto o mediano plazo, y de esta manera asegurarse de que se van a cancelar las obligaciones a tiempo. Una vez se cuente con este número de liquidez ajustada, hay una mejor base para presupuestar el uso futuro de estos recursos”, afirma.

Sostenbilidad y financiamiento