EMPRESAS DEL SIGLO XXI

El costo de la energía golpea nuestra competitividad


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

N. Behravesh, economista jefe del IHS, comentó en 2014 las tendencias sobre competitividad global y señaló cómo los costos de energía en los países han cambiado las reglas del juego. Aunque hay muchos factores que afectan la competitividad, considera que, después de la última crisis financiera, la productividad laboral y principalmente los costos de energía han inclinado la ventaja a favor de las economías desarrolladas.

Desde los años 90, la competitividad de muchos mercados emergentes mejoró por la combinación de salarios bajos y una productividad creciente, estimulando el abastecimiento a escala global de productos, servicios y empleos. Sin embargo, Behravesh asegura que en los últimos cinco años esta tendencia se ha invertido, porque la productividad en estos mercados se ha desacelerado debido a una inflación de salarios que se duplica y hasta triplica, mientras que en Estados Unidos los salarios se han estancado.

Por otro lado, destaca la abundancia de recursos energéticos relativamente baratos en Estados Unidos que continuarán mejorando su ventaja en costos para los sectores de manufactura de la región.

Su revolución del petróleo y gas no convencional hace que los precios sean casi una tercera parte de los de Europa y una quinta parte de los de Japón y el resto de Asia. Adicionalmente, IHS estima que el bajo costo del gas natural en ese país contribuirá a reducir los costos de electricidad en un 10% en el corto plazo.

Ante este panorama, la competitividad del sector empresarial en Costa Rica se verá cada vez más afectada, mientras continuemos con un nivel de apertura bajo en el sector eléctrico, basado en un modelo de mercado no competitivo y mostremos resistencia a cambios tecnológicos, como el hidrógeno, para sustituir los combustibles fósiles.

Sostenbilidad y financiamiento