Columna Empresas del Siglo XXI: El empuje económico del desarrollo digital


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

La canción “Hello” de Adele alcanzó 50 millones de vistas en YouTube en las primeras 48 horas, y su álbum “25” obtuvo el primer lugar de la lista de compras en 110 tiendas de iTunes en el mundo durante la primera semana. Esto confirma que, más allá de las conexiones y relaciones personales, la participación individual en las plataformas digitales tiene importantes consecuencias económicas.

En un afán de analizar la conexión entre datos y el impacto económico, McKinsey Global Institute (MGI) encontró que en el tercer cuatrimestre del 2015, Facebook y Youtube encabezaron las redes sociales con mayor cantidad de usuarios mensuales activos: 1.500 millones y 1.000 millones, respectivamente. Linkedin cierra el listado con 100 millones.

Según el estudio, el crecimiento de estas plataformas escaló en una magnitud como nunca antes se había visto. Solo en el caso de Facebook, el 12% de las amistades son entre personas que viven en diferentes países, lo que también subió respecto al 2014. Esto permite confirmar que las redes sociales juegan un papel relevante en la conexión de gentes entre las economías.

Adicional a esta información, el estudio sugiere que 50 millones de pequeñas y medianas empresas están en Facebook y el 30% de sus fans están más allá de sus fronteras. Esto demuestra que las plataformas digitales poseen un gran potencial para crecer de manera efectiva y en forma directa, exponiendo a consumidores a productos y servicios como nunca antes.

Las microempresas pueden acudir a plataformas como Amazon, ebay, Paypal y Kickstarter, tanto para exportar como para gestionar fuentes de financiamiento. Concluye McKinsey que esta visión de negocios permitiría a las pequeñas compañías alcanzar audiencias globales y apoyar el crecimiento económico en cualquier lugar del mundo.

Sostenbilidad y financiamiento