GERENCIA

Las empresas familiares deben tener fortaleza legal y financiera

Existen firmas asesoras que ayudan a su compañía a lograr una buena sucesión y darle continuidad

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

El objetivo de toda empresa familiar es lograr que su patrimonio perdure y tenga continuidad.

Sin embargo, en muchas ocasiones, se vuelve una tarea complicada debido a la falta de mecanismos legales y asesorías financieras que los respalden.

“El patrimonio familiar es un compromiso personal, ético, empresarial y legal”, dijo Pedro Oller, experto de Oller abogados.

Según él, las empresas familiares –no importa el tamaño– deben entender que, para lograr el éxito, deben contar con una correcta asesoría financiera y jurídica.

“Hemos entendido que no existe una receta para todos los casos, el patrimonio familiar es tan importante que requiere una atención personalizada”, agregó el especialista.

De acuerdo con datos de la Cámara Costarricense de Empresas Familiares, en Costa Rica, cerca del 90% son de esta naturaleza.

En el ámbito legal, es importante que sigan las recomendaciones del abogado Oller:

p Ser sinceros: Los gerentes deben tener claridad en las decisiones que se van a tomar ante cualquier eventualidad. La familia habrá de definir los objetivos de la empresa para que se puedan mantener en el tiempo.

p Identificar desacuerdos: Si este tipo de divergencias no se conversan, podrán provocar conflictos a corto o largo plazo.

p Protocolo familiar: Debe existir un documento donde se establezcan los acuerdos que la familia tiene sobre cómo van a operar. Según Oller, uno de los errores de estos protocolos es que no se acompañan por los mecanismos legales para que se cumplan.

“Se debe prever lo que pasará con quien ya no comparte los mismos intereses y sobre todo con quien tiene necesidades inmediatas que exigen respuestas inmediatas”, explicó el abogado.

p Plan de sucesión: Cuando existen varios “príncipes” hay que buscar al “heredero”, es decir, alguien tiene que hacerse cargo para que la compañía continúe.

Un estudio de la Universidad de Harvard, demostró que el 70% de las empresas familiares cierran sus puertas en la primera sucesión, el 85% no sobrevive a la segunda sucesión y el 95,5% no llegan a la tercera generación.

¿Cómo invierto en mi negocio?

Después de contar con el respaldo legal, su compañía familiar debe tener una asesoría financiera.

Según Rodrigo Solano, socio director de InBest Capital, las empresas tienen que desarrollarse para que en algún momento se puedan vender.

“El patrimonio de la empresa y el patrimonio familiar, son muy importantes. Una mala decisión puede desaparecer dicho patrimonio familiar”, dijo Solano.

Para que su patrimonio esté respaldado tome en consideración lo siguiente:

1. Definir los objetivos de inversión para preservar el capital.

2. Establecer el perfil de riesgo de la empresa.

3. Contar con un portafolio de inversión, para que se puedan definir las metas empresariales.

4. Tener planificación fiscal.

Una familia que entendió la importancia de contar con estas asesorías profesionales fue la de los Kooper Muñoz.

Esta empresa familiar tiene 30 años e inició con actividades distintas de las que hoy desarrollan.

Según Alejandro Kooper, gerente general y hermano mayor, la colaboración de asesores externos a la familia fue fundamental para que existiera una plataforma segura para la empresa.

“Mi hermano y yo tomamos la empresa hace 25 años. Primero se veían temas agrícolas, luego pasó a ser de bienes y raíces y en los últimos seis años estamos creciendo con los cines”, dijo Kooper.

Para este gerente general, las claves para lograr el éxito con la empresa familiar son el respeto, la comunicación, contar con metas claras y no tenerle miedo al crecimiento del negocio.

Otro caso de éxito es el de Grupo Monge (dueño de tiendas de electrodomésticos), que desde el 2000 ha implementado mejores prácticas corporativas para fortalecer el negocio familiar.

Según Gastón Monge, CEO de Grupo Monge, cuentan con un protocolo que establece que la Junta Directiva debe estar integrada por miembros mayoritariamente externos a la familia para lograr el objetivo de mantener la empresa a largo plazo.

“Hemos trabajado en aplicar las mejores prácticas de un gobierno corporativo para unificarlo con las fortalezas de una empresa familiar: una cultura organizacional con fuerte mística, compromiso y la mejor visión a largo plazo”, aseguró Monge.

Sostenbilidad y financiamiento