El gerente que se convirtió en dueño de su empresa


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Tocar techo en una empresa, la necesidad de generar mayores ingresos, el espíritu emprendedor, la poca aversión al riesgo y la posibilidad de manejar su tiempo, son algunas de las motivaciones de quienes pasan de gerentes a dueños.

Y esa fue la experiencia de Carlos Vásquez Marín, ahora propietario de Quantum Coaching Group, empresa dedicada a educar, financieramente, a los miembros de los hogares costarricenses, cuya oficina central se ubica en Los Yoses.

Vásquez, hoy de 38 años, decidió salirse de la “carrera de la rata” a los 26 años y, aunque estaba muy joven, asegura que fue una excelente decisión.

Hoy su empresa ( www.quatumcr.org ) cuenta con una cartera de clientes atractiva, le brinda trabajo a más de 25 personas y pronto abrirá otra oficina fuera del país.

“No existe la edad ideal. Cualquier momento es bueno, lo importante es aprovechar las oportunidades. El problema es que a los costarricenses se nos ha educado para ser empleados y no dueños. De pequeños se nos dice: estudie para que consiga un trabajo en una buena empresa”, comentó.

La “carrera de la rata”, llamada así por Robert Kiyosaki, autor del libro Padre rico, padre pobre , es aquella situación donde los gastos tienden a crecer al mismo ritmo en que aumentan las ganancias. Cuanto más se gana, más se gasta y, por alguna razón, el dinero siempre es poco para quienes corren la carrera. La vivencia simula una rata metida en una rueda de juguete donde corre y corre y no llega a ninguna parte.

Para Vásquez, estar metido en esa carrera significa tener amarras financieras. Y con el riesgo de que por más fiel y exitoso que haya sido un gerente, sus días están contados a partir de los 50, edad en la que es, prácticamente, imposible reubicarse.

“Antes, las empresas eran fieles a sus trabajadores. Ahora, esa fidelidad no existe y no les importa despedir a una persona que dejó toda su juventud en los pasillos de la organización”, afirmó.

Consejos

Por asuntos de formación, personalidad o simplemente porque nunca han pensado en esa posibilidad, a muchos gerentes les da pánico tomar esa decisión.

Sin embargo, Carlos Vásquez da algunos consejos que no solamente le funcionaron a él, sino a muchos de los dueños que hoy asesora.

1) Tener la idea clara de que lo que se va a hacer.

2) Hacer un rápido análisis de riesgo. No profundizar demasiado porque muchos analizan tanto que no hacen nada.

3) Contar con, al menos, dos meses de salario para vivir mientras arranca el negocio.

4) Preferiblemente, arrancar con cero deudas.

4) Ser disciplinado y cumplir, fielmente, un horario de trabajo. Si la oficina está en casa, evitar distraerse.

5) Ser excesivamente ordenado con el dinero, porque habrá épocas en las que ingresa mucho dinero y otras en las que no se genera nada.

6) El dueño es quien más trabaja y siempre debe estar vigilando su negocio.

7) Ser muy valiente.

8) No desistir si las cosas no salen bien.

9) Capacitarse constantemente.

10) Tener claro que no todas las ideas requieren un gran capital.

Sin miedo a equivocarse

Vásquez asegura que en Latinoamérica el emprendedurismo es muy poco en comparación con países asiáticos, y una de las grandes razones es el miedo al fracaso.

“Nos han enseñado que el equivocarse está mal. Es todo lo contrario, los grandes genios, empresarios y excelentes visionarios fracasaron muchísimas veces. Algunos ejemplos son Albert Einstein, Sam Walton, Henry Ford y Walt Disney. Ellos no se dieron por vencidos en sus primeras derrotas”, aclaró Vásquez, quien añade que hay más riesgo cuando se es empleado.

Las ideas llegan cuando se desempeña una actividad. Ahí aparecen oportunidades y se aprovechan. “Si se fracasa, no importa, se vuelve a comenzar. Claro que la familia y especialmente, la esposa deben estar en total acuerdo para asumir ambos la nueva aventura”, agregó.

El dueño de Quantum Coaching Group asegura que el inicio de todo negocio es muy duro y se debe ser muy perseverante, especialmente, durante los primeros dos años. “Si algo no sale bien, no debo desistir, sino replantear”, dijo Vásquez.

Carlos Vásquez

Es el dueño de Quantum Coaching Group, empresa de consultoría financiera en la cual laboran 25 personas.

Sostenbilidad y financiamiento