Por: Vineet Chopra y Sanjay Saint 8 octubre, 2016

La integración regional en centros de servicios compartidos (CSC) maduros, los cambios tecnológicos y la búsqueda de iniciativas de reducción de costos y mejora operativa, plantean retos constantes en cuanto a mejora de oportunidades.

Los avances tecnológicos de los últimos años abren nuevas posibilidades de automatización en donde no solo se logran eficiencias sino también la completa integración de forma automatizada en tareas que eran realizadas por equipos humanos de trabajo.

La automatización de procesos soportados por software de robótica en actividades administrativas está empezando a ganar terreno como una tendencia para la mejora sobre la ejecución de flujos de trabajo. Se trata de una forma de procesar automáticamente actividades que típicamente son repetitivas y basadas en reglas de operación. La ejecución de estas actividades se realiza normalmente en centros de servicios compartidos o en el back office de las empresas.

El software que se conoce como robot, es utilizado para capturar e interpretar transacciones por medio de aplicaciones de TI que habilitan de forma automatizada la manipulación de datos y la comunicación a través de diferentes sistemas.

Según los expertos, casi la mitad de los procesos financieros de back office tienen el potencial de ser automatizadas permitiendo eficiencias de personal en la organización. Tareas como cuentas por cobrar, cuentas por pagar, nóminas, gestión de efectivo, gastos de viajes, informes de gestión, contabilidad de activos fijos, contabilidad general y nóminas tiene alta posibilidad de ser automatizados.

Para evolucionar a un CSC operado por medio de robots, los cambios deben ser graduales y bien planeados. Hay que tener en cuenta que uno de los principales beneficios del uso del software de robótica en los procesos de negocio es la liberación de recursos de tareas transaccionales y repetitivas hacia labores de mayor valor agregado para la organización.