Por: Vineet Chopra y Sanjay Saint 30 agosto, 2015
El modelo de negocios se sustenta en personas que comparten sus propios bienes o servicios a cambio de un ingreso.
El modelo de negocios se sustenta en personas que comparten sus propios bienes o servicios a cambio de un ingreso.

Estas empresas, basadas en plataformas digitales, sociales y de geolocalización, están retando los modelos de negocios maduros alrededor del mundo. Se caracterizan por su capacidad de ofrecer bienes o servicios y conectarse con aquellos que los necesitan.

El modelo de negocios se sustenta en personas que comparten sus propios bienes o servicios a cambio de un ingreso. Se transan desde cosas muy concretas, como el alquiler de la tabla de surf, un cuarto de su casa o su carro por algunos días, hasta más sofisticadas como el financiamiento de persona a persona.

La tecnología, la preocupación por el ambiente y el desempleo han permitido que este tipo de empresas se expandan rápidamente y, según PwC, para el 2025 podrían estar moviendo $335.000 millones. Airbnb es una que ha perturbado el sector de hospitalidad, con los alquileres de propiedades privadas para alojamiento temporal, y ya está valorada en un monto superior a cadenas globales de hoteles como Hyatt y Wyndham.

Otras como Blabacar, Aventones, Bicing, Socialcar y Carpling afectan el sector de transporte a nivel local o regional y así muchas otras en diferentes sectores de la economía.

Las empresas tradicionales se tornan vulnerables ante estos nuevos modelos de negocios, por lo que tendrán que integrar estrategias de consumo colaborativo en sus operaciones. Virgin Airlines, por ejemplo, se asoció con Taxi.to para permitir a los viajeros compartir el precio de un taxi después de un vuelo.

BMW lanzó su programa de membresía Drive Now, para que sus clientes puedan tomar prestado vehículos eléctricos Serie 1 en ciudades urbanas. Home Depot permite a los clientes alquilar herramientas y GE invirtió en Quirky, una comunidad de inventores, a la que puede accesar para el desarrollo de sus productos nuevos.

Será una evolución de las empresas tradicionales gracias a una comprensión pragmática de que el consumo colaborativo es imparable y está aquí para quedarse.